10 mayo, 2006

¿Cuántas personas seguirán en nuestra vida?

[no recomendado para gente deprimida y menores de 3 años]

A veces me hacen preguntarme cosas. Ayer me preguntaba: ¿Cuántas amistades superarán el verano? ¿Cuántas relaciones seguirán en 2007? ¿Cuántas complicidades dejarán de existir simplemente entre hoy y mañana?

Muchas seguro, pero la verdad es que si cada uno de nosotros nos preguntamos por las nuestras, llegaremos quizá a una conclusión dolorosa: muchos de los que están hoy, serán simples espejismos mañana; gente que hoy te saluda con simpatía, mañana puede ser un desconocido; gente que creías amiga, mañana puede darte de lado, o la distancia o el tiempo pueden hacerle olvidarte (y viceversa para ti). ¡Qué volátiles son las relaciones humanas!, que van y vienen dejando o no huella.

Es triste pensar que podríamos desechar tantas cosas que creemos importantes ahora, sin que realmente nos suponga ningún problema. ¿No se amaban tanto estos que se divorciaron a los 20 años? ¿No eran tan amigos estos que ahora ni se hablan? Es duro pensarlo y más complicado tal vez sufrirlo, pero echando la vista atrás tendremos decenas de ejemplos… Simplemente, te acabas distanciando, y no pasa nada…

Como no puedo acabar un “post” de forma tan pesimista, pues me acuerdo de que cuando una amistad no supere el verano, pues llegará otra, y si una relación no sigue en 2007, pues otra vendrá, y otra complicidad habrá mañana cuando se haya roto la de hoy…

"Sí, ¡pero yo quiero estas!", y estoy condenado por el tiempo a perderlas. ¿Me resigno? "Bueno, es lo que siempre he hecho, muchos lo hacen…" Sólo espero aprovechar mientras duren y coger lo mejor que pueda antes de que se vayan; total, al final del camino llegamos todos solos. Bueno, realmente al final del camino nos encontraremos y veremos de verdad cuántas amistades, cuántas relaciones duraron para siempre…

Si al final tenéis, aunque sea sólo UNA, sentíos los más afortunados del mundo (pero no sabréis cuántas hasta que no lleguéis al final, eso seguro, así que seguid viviendo y sintiendo...). ¿Amistad verdadera? Si está al final, probablemente lo sea.

Y que conste que estoy bien… (no está archivado en "Personal") ¡bah!, ¿realmente le importa a alguien…?

2 comentarios:

Beñat dijo...

Te falta añadir en tu comentario, que hay ocasiones en las que te reencuentras con viejas amistades y surgen nuevas relaciones muy fuertes de una forma que no te lo esperabas en su día. Avanzar siempre debería ser bueno, aunque haya cosas buenas que nos tengamos que dejar atrás.

Un saludo

Javi dijo...

Pues sí, creo que un reencuentro así puede causar una felicidad enorme (puede que hasta entonces no hubiéramos descubierto detalles que ahora hacen fuerte esa relación).

Este post lo puse en la dirección antigua del blog (allí están los comentarios). Es curioso que surgió por una pequeña discusión con una amiga muy querida, que se solucionó rápido... lo más curioso por desgracia es que, como dice el post: "simplemente nos hemos distanciado y no pasa nada..." (aún no me resigno a perder esa amistad, pero quizá haya que avanzar...)
¡Gracias por pasarte, Beñat!