25 marzo, 2007

¡Siguen sobreviviendo!

La llegada de la primavera ha traído algunas buenas noticias para, de momento, evitar lo que sería una vergüenza: la desaparición del lince ibérico de la faz de la Tierra (eso que los gobernantes mafiosos y especuladores no se encargan de evitar).

La hembra Saliega ha parido estos días otros 2 cachorros (del macho Jub) en el centro del Acebuche (Doñana). Ya había tenido junto a Garfio en 2005 a Brezo, Brisa y Brezina (que murió), y en 2006 a Castañuela y Camarina. Y al mismo tiempo casi y también en Doñana, Aura y Garfio (que está salvando él "solito" a media especie, si es que de Jaén tenía que ser... xD) tenían otros 3 cachorros.

Según indican en el Programa de Conservación ex-situ del Lince Ibérico, otras 3 hembras se han apareado: Esperanza (que ya tuvo a Cynara en 2005, junto a Cromo), Artemisa y Aliaga... ¡Enhorabuena por vuestro estado!
Es importante que estos nacimientos vengan de padres de Sierra Morena (como Garfio) y Doñana, porque así la variedad genética de estos nuevos linces aumenta, lo que constituye un factor muy importante para su supervivencia, ya que sabemos que cuando una especie está al borde de la extinción tiene muy pocos ejemplares, que acaban apareándose entre hermanos, primos, etc... lo que al final acaba provocando malformaciones genéticas, y al fin y al cabo su extinción.
Dicen que el año pasado nacieron hasta 44 linces aquí por estas tierras andaluzas, y que quedan 200 ejemplares en todo el mundo; digo que hay más de 2.000 seres humanos repugnantes a los que sólo les preocupa el cemento, el vil metal, las comisiones, los votos, el progreso mal entendido, la recalificación, el chalecito, la tala indiscriminada... Ojalá haya un día en que existan 2.000 linces ibéricos en todo el mundo, y que queden sólo 200 seres humanos repugnantes, que acaben por extinguirse cocinados en su propia putrefacción.

Sólo espero que jamás tengamos que oír la noticia de que no corretearán más por el campo nuestros linces y lincesas, porque ese día, la humanidad ya no tendrá ninguna autoridad moral para levantar la cabeza y mirarse a los ojos, sin avergonzarse de sí misma.




¡Seguid Sobreviviendo, Preciosos Felinos!

3 comentarios:

infopoeta dijo...

A ver si sobreviven... nosotros somos difíciles de extinguir en las condiciones actuales, pero si las condiciones cambian muy rápido (si es lento igual nos adaptamos :S), igual caigamos como moscas, quién sabe... jeje

Javi dijo...

Bah, un virus del pollo por aquí, una vaca loca por allá... en dos segundos vamos a la calle...

Creo la única explicación de esta vertiginosa carrera hacia la destrucción que llevamos, es que los que manejan los hilos creen en el "a vivir que son dos días", como si la humanidad fuera un ente que pudiera pensar algo así.

IceFran dijo...

son más chico que ná ^^