25 julio, 2007

15 años desde los JJOO de Barcelona

Fueron los primeros JJOO que seguí (y los que más he seguido), los primeros Juegos Olímpicos celebrados en España, en Barcelona, en una época en la que Cataluña era tan española, tan nuestra... Fueron unos días en los que España estuvo en una nube, observada por el resto del mundo, admirado de nuestra gran capacidad de organización. Posiblemente son los mejores JJOO que se han celebrado hasta el momento, o igual que los mejores. Quizá los tengo idealizados, y no recuerdo mucho, pero si se repitieran ahora no sentiría ni mucho menos cosas parecidas a entonces; veía a esos deportistas casi como dioses al estilo olímpico, veía esos Juegos como el mayor acontecimiento de la historia, y me emocionaba con cada posibilidad de medalla que escuchaba.

Recuerdo muchos momentos a pesar de todo, muchos ídolos, españoles y extranjeros. Los momentos más emocionantes (en los que recuerdo además dónde estaba) fueron:

-La ceremonia inaugural (hoy hace 15 años), que no creo que sea igualada jamás; la emoción de ese "espíritu olímpico", las lágrimas de la Infanta Elena al ver a su hermano con la bandera, el último relevo de una leyenda del baloncesto mundial: Epi, y aquella flecha lanzada por el arquero paralímpico Antonio Rebollo mientras millones de personas conteníamos la respiración; la canción de Mercury y Monserrat Caballé y las voces de los tenores. Incluso las palabras en catalán que se oían en lugares como el Estadio de Montjuic, el Palau Sant Jordi o las piscinas Picornell de vez en cuando eran recibidas con mucho cariño.
-La remontada en la final de fútbol, con aquellos goles de Kiko y el salto mortal del portero Toni. La mejor generación de futbolistas de nuestra historia ganando ese Oro tan merecido.
-La final de 1500 metros, con la increíble victoria de Fermín Cacho ante tantas estrellas africanas, mirando compulsivamente hacia atrás en la recta final.
-La final de tenis, donde un suizo se hizo el lesionado para acabar ganando a Jordi Arrese.
-Las inauditas medallas de Peñalver y García Chico en Decatlón y Pértiga
-La plata increíble del mejor equipo de Waterpolo que va a tener España en toda su historia, con Estiarte y Rollán a la cabeza.

También vi por primera vez el judo, recordando el nombre de Miriam Blasco, el ciclismo en pista con Jose Manuel Moreno o la ilusión del Voleibol, en el cual participábamos por primera vez. El baloncesto fue la gran decepción, culpa 100% de un seleccionador que llevaba 25 años acomodado en el cargo. Ahí estaban también Conchita y Arantxa ganando como siempre, y las chicas del hockey con su primer gran Oro. Hasta supe que navegar por el mar podía ser un deporte y que se nos daba bien (el ídolo de la época era Luis Doreste). Recuerdo que yo iba apuntando en una pequeña agenda regalada por los flanes, las medallas que íbamos consiguiendo, y fueron más de 20.

Los extranjeros más admirados fueron los del Dream Team de baloncesto (Magic, Bird, Jordan, Ewing, Malone...), además de atletas como Carl Lewis y Sotomayor, nadadores como Popov o gimnastas como Vitaly Scherbo. Con curiosidad observaba países raros como el "Equipo Unificado de la C.E.I." (lo que fue Rusia durante un par de años mientras se desintegraba), o el "Equipo Independiente" de la también rota en mil pedazos por el horror: Yugoslavia.

Mucha nostalgia de aquella época que no volverá. Ahora casi todos ellos están retirados, salvo mi ídolo Merlene Ottey (atleta jamaicana de 47 años), Rafa Pascual, Cañizares y alguno más. Ahora todos hemos cambiado mucho y sólo nos queda el recuerdo, pero al fin y al cabo una cosa nos debe quedar, para todas las naciones del mundo que concurren a unas olimpiadas y sus ciudadanos, como decían Los Manolos: ¡Amigos para siempre!

6 comentarios:

infopoeta dijo...

Buen ídolo la incombustible Merlene Ottey, y sorprendente esa victoria de Fermín Cacho, sí, aunque luego ya le costaría ganar nada más con Hicham El Guerrouj, que ese sí que era increíble en los 1500. Igual con los años las olimpiadas de Barcelona no se consideran españolas, sino olimpiadas del país que no fue reconocido hasta el año xxxx :S, pero esperemos que no...

Jesus dijo...

Sólo teníamos 10 años y os lo sabéis mejor que los que entonces tenían 20 años... sorprendente. Yo soy más d3e curro, la expo y eso, ya sabéis que pillaba más cerca, sólo recuerdo la final de fútbol y cuando se encendió el pebetero... así que tengo un poquito más espacio que vosotros para eventos posteriores... ;)

Javi dijo...

Ya, no sé, cada uno se acuerda de ciertas cosas más precozmente, jeje.

Yo recuerdo haber visto algún partido del Mundial de Fútbol de Italia'90, y sólo tenía 7 años. Y bueno, por supuesto antes de los JJOO recuerdo perfectamente la Final de la Copa de Europa que ganó el Barça, y hasta lo que estaba cenando, jaja.

Por ejemplo, los JJOO de Atenas'2004, donde ya había cumplido 20, no los seguí tanto, jeje.

Sólo Adán dijo...

Me acuerdo muy bien de aquellas olimpidas. era muy pequeño, pero no me perdía ratos en Tv para ver los juegos que habían. Me gustó el acto dle cierre, donde aparecía un caranaval con hombres y mujeres en piernas muy altas. marcó todo un precedente esos juegos olímpicos con respectos al espectaculo de apertura y cierre. De la mascota también me acuerdo. daban una serie animada de aquel monito.

Anónimo dijo...

HACE QUINCE AÑOS…LAS OLIMPÍADAS…

Por Rafael del Barco Carreras

Llovió tan ilimitado dinero sobre la ciudad que se palió, CASI, la catástrofe de PORCIOLES y el franquismo, surgiendo de nuevo la Barcelona de la burguesía de entre siglos. Pero apareciendo las prácticas constructoras habituales, el recorte de cemento y calidades, visibles en la Ciudad Olímpica antes de “entregada la obra”. Derrumbes, grietas, manchones de salitre, alturas que no permiten el tránsito de camiones ¡en el puerto!, y drenajes deficientes con sus inundaciones. Tras el gran precedente de lo achacado a la “aluminosis” (miles de pisos del franquismo apuntalados y derruidos), surge la simple “falta de cemento”, la chapuza, y se hunde el Carmelo donde en teoría estudios y métodos eran perfectos, se descubre que los presupuestos de mantenimiento no se han invertido donde debían o desaparecido, y los trenes, la electricidad, o el aeropuerto, carreteras (el terrible Eix Transversal), y las autopistas se colapsan recién inaugurados. Hasta las sofisticadas técnicas israelitas de las nuevas cárceles no funcionan, suministradas por un amigo de los Pujol. ¡Y ninguna detención, faltaría más!. Como con el 3% o 20%, la corrupción “técnica” está perfectamente institucionalizada. El “seny catalá” que tan hermosas fachadas supo diseñar se transforma en pura delictiva avaricia cuando aplica presupuestos. Interpelaciones en Parlament y el Parlamento de la Nación, y LA VERDAD, las muchas verdades de tanto desastre, no se sabrán nunca, JAMÁS, porque abarcan todo el panorama de “técnicos”, funcionarios, políticos de derecha o izquierda, amigos o enemigos, grandes constructoras y subcontratistas, con su gran o pequeña mordida de dinero negro. De nuevo Magdalena Álvarez Arza defenderá la Gran Corrupción barcelonesa, al igual que por los 80 con su Jefe Josep Borrell OCULTÓ Y NO DENUNCIÓ (y encima pasados los años justificó su silencio en la prensa) a sus amigos el Delegado de Hacienda e inspectores. Gestos, papeles, cifras, porcentajes, el “nosotros esto y lo otro” y el consabido “vosotros tenéis la culpa”. Más la música del eterno AVE, su Sagrada Familia, los alcaldes, los geólogos, las asociaciones de vecinos, los ecologistas y su ecosistema, los sindicatos y sus huelgas, y hasta los chorizos arramblando el cobre. A por subvenciones y presupuestos, ¡que paga Madrid!. Todos contra el AVE, y contra su tardanza.
Ya Milá quiso detener la Pedrera de Gaudí pero su mujer amaba más el arte que el dinero, y a su pesar, el hermosísimo monumento ha resultado más caro de mantener que una catedral gótica. La piedra no es la adecuada.
Yo presté poca atención a las Olimpíadas. Un juicio, por una urbanización en el que me declararon inocente, me retuvo dos meses en la cárcel de Gerona. Una terrible estancia en una celda con cinco gitanos y su guitarra. Pero fue peor el trato con la sicóloga, castigándome con cambio de módulo (la diferencia, cuatro o seis por celda, dos literas de tres con medio metro de separación) por no cumplir un baremo de “actividades” que el propio verano por vacaciones de los funcionarios y “técnicos” convertía en imposible. Y se me ocurrió escribir mi primera novela: “LOS 10…, 100…, y 500.000 MILLONES DE PTLOS. DE LA ROSA”, con más disgustos que un cambio de módulo. Los grandes triunfadores olímpicos, Samaranch, Pujol, Serra, Maragall, o los segundos en el podium, que en mi ingenuidad creía se derrumbaban, De la Rosa, Piqué Vidal, Pascual Estevill, me demostrarían como se aplasta una mosca cojonera.
A nadie le hizo maldita la gracia las aventuras amorosas del sesentón Antonio de la Rosa con el “je t´aime Antoine”, susurrado al oído, bailando en el Sporting de Montecarlo con una preciosa francesa que le traía de cabeza, pero que aquella noche le negó la entrada a su camarote. Estrategia femenina. O la desesperada reacción ante su despedida invitando al yate al anochecer a tres prostitutas “para él solo”. Por si alguno de sus multimillonarios descendientes se queja, tengo las fotografías (unas sospechosas fotos que ni de lejos inspiré). Tras también despedirme (aquello era inaguantable), pasado el tiempo supe que al día siguiente apareció el hijo Javier y familia, fraguándose el desastre que se me avecinaba (la propia francesa declararía contra mí en el juicio, sin nada concreto, suponiendo engaños y orgías). Y menos gracia anunciar la que sería la próxima gran estafa del club De la Rosa - Piqué Vidal, al que yo añadía Pujol, único personaje sin seudónimo, Gran Tibidabo - Port Aventura.
Mi abogado, Rucabado, fallecido el día antes de mi primer permiso, después de negadas una decena de peticiones faltándome unos escasos meses para entrar en “condicional” y hasta la libertad total, fue cáustico, “te has divertido pero lo estás pagando caro, y lo pagarás más”. Lo de escribir solo es rentable si se elogia al Poder, y la Gran Corrupción demasiado poderosa para lanzarse lanza en ristre a lo quijote contra los molinos. Pero a mí aquellos molinos me jodieron la vida, y entre aquellas paredes me pareció la mejor de las ocupaciones embestir a quien con los años se ha demostrado eran las más retorcidas y amorales mentes de la Gran Barcelona.
La novela no tuvo ninguna resonancia, aunque varías publicaciones, entre ellas El País, le dedicaran unas líneas. El País se portó bien, imprimió mi nombre, aun haciéndome secretario de Antonio de la Rosa. En otras referencias, solo “un preso” en pleno ataque vengativo. La distribuyeron por toda España, por la intervención del grupo Z (Interviú y el Periódico) de Antonio Asensio, cabreado por doscientos millones estafados por su financiero de los 80, pero reaccionaron a tiempo de detener la venta y a las órdenes de Maciá Alavedra, consellé de la Generalitat, se retiró de muchas librerías, hasta amenazando a la distribuidora, que contestaba “agotada la edición” a pesar de que años después comprobé una gran existencia de libros, cubiertos de polvo, en un almacén de San Boi de Llobregat.
Y Pujol ganó más elecciones, y los BILLONES de la Gran Corrupción se “coronaron”, en argot del narcotráfico, con la operación TACOS (consultar Internet). La detención de Piqué Vidal y sus hombres de paja, administradores de sus sociedades “ful”, instrumentales, dicen. Miles de “instrumentales”. El 26-5-2006. Solo unas horas, acusado de blanqueo. 2.000 kilos de cocaína, valor en la ciudad, 10.000 mil millones de las antiguas pesetas, y que generarían en toda Europa, mezclados y en papelinas, varias decenas de miles de millones, y un reguero de degenerados y muertos. No es la primera vez que en diligencias se mezcla su nombre, siempre en operaciones de gran calado, ni supuestamente la única operación. Se le detiene por orden del Juzgado n. 4 de la Audiencia Nacional, y las noticias, dicen, han intervenido Policía y Guardia Civil, pero con la insistencia de la DEA norteamericana. En Barcelona “tabú”, tras casi cincuenta años dedicados a la Gran Corrupción (con un bufete de hasta cien abogados y varios pequeños bufetes de apoyo). Tanto es así que cuatro meses después entra a cumplir la condena de siete años por extorsión y los “técnicos penitenciarios” de la Generalitat le sueltan a los dos meses. Será por librar de la cárcel al gran Pujol, y además por contribuir al PIB local. ¡Que gentuza!. Para rematar…me cayeron encima tres denuncias falsas y otras menudencias, que ya contaré. ¡Y ni de lejos soy la única víctima!, que cuanto más escribo, ahora en Internet, sin que nadie apague mis ordenadores, más descubro.
Han pasado quince años de la llama olímpica, y los grandes casos siguen pendientes, Hacienda con Núñez y el delegado Huguet, con De la Rosa…Gran Tibidabo…¿tendrá algo que ver en los retrasos el Presidente de la Audiencia Barrera Cogollos, amigo y compañero de Sala de Fernández Oubiña, íntimo de Piqué Vidal y Javier de la Rosa, con quien tanto departió en el oscuro rincón de la coctelería Ideal?.
Para detalles www.lagrancorrupcion.com

Javi dijo...

Vaya, ya me ha tocado el tochazo...

En fin, que a cada uno le sirva su tochazo para cambiar el mundo a su manera...