16 agosto, 2007

Demasiada información sobre el secuestro

Estamos hartos, muchos. Día tras día, la misma noticia en los telediarios, la misma desaparición de la misma niña; los mismos carteles, los mismos policías, las mismas pistas, los mismos misterios sin resolver. El asunto quedó totalmente en manos de los investigadores, de los que saben de esto. ¿Por qué no les dejan trabajar en paz? ¿Quién es el que no hace más que filtrar noticias de cada hipótesis, por descabellada que sea, que surge durante el proceso de esclarecimiento del asunto? 3 meses y medio ya...

Hartos de tanta fama injustificada, de tantas mentiras, de tanto espectáculo televisivo, mercantilista, que roza lo cómico ya. Desaparecen miles de niños en el mundo todos los años, en extrañas, parecidas circunstancias, y no merecen tanta atención. ¿Alguien ha oído hablar de alguno de ellos? Es más, seguro que incluso en España han desaparecido en estos meses varios niños, y... ¿podríais nombrar a alguno de ellos? No...

La pregunta nos la hacemos muchos, y la hago de nuevo: ¿qué tiene esta niña, o estos padres para que se les preste tanta atención? No tengo ya ni por qué hacer demagogia barata sobre los niños que desaparecen en Sudamérica, Asia, África... que son tan dramáticos para su padres como para los de aquí (aunque bueno, ya sabemos que la niña británica desaparecida en Portugal vale mucho más que cientos de niñas tailandesas secuestradas para prostituirse... vamos, es para vomitar ante la presencia de "la mano que convierte en mediáticos ciertos asuntos y que decide qué importa mucho y qué importa un comino"), pero en fin, por ejemplo, ¿por qué no se habla ya de Yeremi Vargas, que desapareció hace 4 meses?

Realmente ojalá se les prestase la mitad de atención a los demás, y ya valdría. Por desgracia esto ocurre para sorpresa de todos en cualquier tipo de noticia: Es más importante un asesinato de 5 personas en Alemania que un atentado con 200 muertos en Irak... Es más importante un terremoto de 5 grados sin daños en España, que uno de 8 grados con 500 muertos en Perú, y podría seguir...

En este enlace podéis leer muchos nombres de niños que os resultarán familiares (desaparecieron en España y fueron encontrados muertos posteriormente). Salieron en la tele, pero ni la décima parte del tiempo que ya llevan dedicado a la hija de los McCann. Ojalá ni Yeremi ni Madeleine acaben en esta lista, y ojalá los niños dejen de ser simples peones dentro de este sistema putrefacto.

3 comentarios:

Maribel dijo...

Yo también me lo pregunto...

neox dijo...

"¿Cómo puede Dios hacerle esto a un niño? Y sobre todo ¿cómo puede hacérselo a un niño americano?"

Bart Simpson

Javi dijo...

xDD, ¡ese neox, oe!