11 septiembre, 2007

A un futuro campeón de 7 años

Algunas veces, hay ciertos individuos que desempeñan un cargo que les viene muy grande, que tienen bajo su responsabilidad un grupo de personas que no saben manejar, o a los que les faltan el tacto y la psicología para comunicarse con ellos:

“Tiene que ser consciente de que nunca va a ganar nada en la vida… aunque lo importante es participar”

¿Cómo puede una profesora decirle a un niño de 7 años semejante barbaridad? ¿Quién le ha enseñado algo sobre la vida a esta muchacha? ¿Está capacitada para enseñar alguien que dice algo así? Vale, probablemente ese niño no sea el mejor jugando al fútbol, a correr o a lo que sea, y probablemente su desarrollo psicomotriz no esté a la altura de lo esperado para su edad, pero NUNCA puedes afirmar algo así, sobre todo cuando son tan pequeños. ¿A dónde estamos llegando? ¿Si no ganan competiciones de karts con 3 años ya no valen para nada? Me da risa…

Ejemplos podría haber muchos, de deportistas de gran éxito que comenzaron a practicar su deporte con más de 12 ó 13 años, y sin embargo llegaron a ser los mejores, ¡del mundo! No digo ya que este niño pueda ser el mejor del mundo, ni de España, ni de su ciudad, no; simplemente me bastaría con que un buen día les gane jugando al ping-pong a varios de sus compañeros, o al ajedrez, o al voleibol… Entonces, ese día tendría que ir a donde estuviese su profesora que tan poco confió en él y decirle: todos podemos ganar, cualquiera puede triunfar, sólo hace falta luchar por ello, trabajar, y pensar que sólo existen tareas imposibles cuando no se intenta llevarlas a cabo. Y cuando digo deporte, digo cualquier otra faceta de la vida, por qué no.

Esta sólo es una reflexión que dejo aquí ahora, para que en el futuro cuando ese niño gane “algo en la vida”, producto de sus cualidades innatas, de su trabajo, o de la suerte incluso, me pueda reír tranquilamente de la sociedad y del sistema educativo que hicieron a su profesora dictar sentencia sobre todo su supuesto futuro perdedor. ¡Ánimo campeón!

4 comentarios:

Jesus dijo...

Animalo, porque todos podemos ser campeones a nuestra manera... a mi me pasó algo muy parecido con 4 años, la maestra de parvulos que tenía le dijo a mi madre (delante de mi) que yo nunca llegaría a nada... Menos mal que el tiempo quita la razón a quien no la tiene, y menos mal que no iba a llegar a nada, no sé donde estaría si hubiese podido llegar a algo (hay también un pequeño cuento sobre eso, el del portero del prostíbulo, lo contaré en otra ocasión si no te lo sabes)...jeje

Javi dijo...

Uf, no ya sólo decírselo a tu madre, sino que delante de ti... bah, no pasa nada, los niños no entienden las cosas y no tienen sentimientos...

De todas formas lo importante es ser un campeón para ciertas personas (aunque nunca hayas ganado nada), da igual lo que piensen los demás.

Yo, incluso sin hablar de "ser campeones a nuestra manera", recalcaría que no se puede saber con 7 años si un niño nunca va a ganar una competición. ¿Y si ese niño resulta campeón del trofeo de Ping-Pong de su instituto cuando tenga 16 años? No sé, algunos se precipitan demasiado en sus conclusiones.

infopoeta dijo...

¡Qué gran pedagoga la profesora esa! :S, pero igual sencillamente es que es una profesora un tanto amargada o sobrada de sí misma y la paga con el niño, en fin, una pena.

Javi dijo...

Repasando viejos post he visto este, y sólo tengo que decir que como ya predijimos, ese niño al final fue campeón, ¡y de varias cosas!, que la casa está llena de trofeos.

¡Olé por mi campeón!