15 diciembre, 2007

Existencias olvidadas

Durante la historia, el hombre ha dejado constancia visual de su existencia, ya sea mediante pinturas rupestres, grabados, esculturas, cuadros pictóricos... donde salían reyes, jefes de tribus, guerreros, militares... Pero hasta el siglo XIX, estos medios no se empezaron a democratizar. Surgió la fotografía, y comenzó a dejarse constancia de la existencia de otro tipo de personas: más modestas, burgueses, proletarios...

Luego, ya surgió el cine, y en las primeras películas comenzaron a aparecer grandes masas de personas, ya fuera en la salida de una fábrica, de una corrida de toros, de una misa...

Son gente que ahora vemos como si fueran simples fantasmas, como si fueran muñecos que nunca hayan tenido consciencia. No son reyes, ni militares, ni artistas ni científicos, cuyos nombres quedan plasmados en los libros. No, son simplemente personas, más y más personas como las que han ido pasando por este mundo a lo largo de la historia; unas personas más.

Gente que sale en filmaciones de los hermanos Lumière, en las películas de Chaplin, en documentales alemanes de los años 20 (por decir algo). Son personas que ahora están todas muertas. Cuando las veo, me dan una sensación de frialdad, de indiferencia, incluso vértigo. Un día existieron, fueron conscientes, y se quedaron plasmados en el celuloide... De ellos no se recuerda ya nada, salvo esa imagen fugaz en un viejo documental perdido. Hoy están bajo tierra, sin carne, sólo hechos de hueso y polvo... perdidos en el olvido, en una oscura eternidad. Algún día todos estaremos así... da vértigo.

5 comentarios:

Maribel dijo...

Eso me recuerda una cosa que me llamó muchísimo la atención en una de mis clases de Fotografía: nos contó el profesor que en el siglo XIX aún dependía mucha gente de los fotógrafos profesionales, y por eso había familias que solo recurrían a ellos cuando se les moría alguien o cuando un miembro de la familia estaba a punto de morir, para así no olvidar como había sido. Es más escalofriante pensar que esas imágenes existan como tales porque las personas que retratan ya dejaban de existir.

Javi dijo...

Sí, bueno, en el fondo esas personas sí tendrán la "suerte" de dejar, aparte de su esencia en los que los conocieron (que también morirán, perdiéndose esa esencia del todo), una fotografía que muestre lo que fueron. Esto recuerda a la peli 'Los Otros'.

Algunos dejaron alguna obra, aunque fuera una carta, no sé, pero a mí me da vértigo pensar que miles de millones de personas que han existido en la historia, no hayan dejado NADA, nada que puedan decir desde donde ahora estén: "eso lo hice yo", o "eso fue cosa mía".

Realmente en este siglo que vivimos, resulta más fácil dejar algo, aunque sea más "borreguil" (como que la gran obra de tu vida sea tener un espacio de esos del messenger, que hay mucha gente que no podrán decir mucho más...).

IceFran dijo...

En "mirando la vida"

puf que forma de ver la vida más triste no? Y lo peor de todo es que no tengo argumentos para dar a entender lo contrario xD.

No sé, quién sabe, a lo mejor alguno de ellos murió feliz pensando "dentro de 80 años alguien me recordará en un blog, aunque sea de esta manera".

Como dices, da vértigo, así que lo mejor es mirar para otro lado ;)

Javi dijo...

Bueno, como forma reducida de mirar la vida, sí es triste. Aunque más bien es mirar el fin de la vida, con perspectiva. Al fin y al cabo, esto es lo que hay. Otra cosa es que luego confiemos o tengamos fe o como se diga, en que todo no acabe con la muerte. Pero como aquí sólo hablo de lo que "percibo" o "conozco" sobre este tema, pues en principio desapareceremos todos en algún momento en el olvido... uf, no lo pienso más, que da vértigo... xD

IceFran dijo...

"Al fin y al cabo, esto es lo que hay. "

Ya te digo, no hay más vuelta de hoja... aunque sí muchas formas de verlo.

Respecto a la fé, ojalá tuviese, lo único que me medio me salva del vértigo es la filosofía zen en la que creo de pies juntillas.

salu2!