19 mayo, 2019

Nuestra visión masculina del mundo

Dice un invitado en Radio Nacional: "el ratio de...", refiriéndose a una relación o índice, como podría ser el de 'alumnos/profesor', etc...

En las llamadas de los oyentes, una mujer replica indignada: "quería recordaros que 'ratio', la Academia aconseja utilizarlo en femenino porque es de origen latino, viene de 'razón o relación'", y continúa: "pero por influjo de la 'o' final se usa frecuentemente en masculino, especialmente en el ámbito de la economía, donde también puede haber influido el género másculino de 'índice'".

Hasta ahí bien, pero luego suelta la barbaridad 'feministoide' de turno: "por favor, acordaos también del femenino, no solamente existe una visión masculina del mundo".

Así, se quedan tan panchas...

El pobre invitado tiene incluso que pedir perdón, e incluso acaba jurando que si lo ha dicho, no ha sido por machismo.

¿De verdad estamos llegando a una sociedad así, en la que una mujer es capaz de sentirse agredida por un programa de radio nacional en el que un invitado usa una palabra en masculino? (que ojo, como sinónimo de "índice" ya hemos comentado que se usa en masculino muy habitualmente, por lo que a pesar de la recomendación de la RAE, sería indistinto).

¿De verdad usar un vocablo masculino puede llegar a agredir a un ser humano femenino de modo que él (el ser humano femenino) se encuentre indignado y agredido por el uso de ese término?, o dicho de otra manera: ¿De verdad usar una palabra masculina puede llegar a agredir a una mujer de manera que ella se sienta indignada y agredida por la utilización de esta?

En fin, tanta tontura al final nos explotará en la cara. El problema de la desigualdad entre hombres y mujeres no se soluciona despilfarrando dinero montando chiringuitos, ni aplaudiendo a las patrullas de ofendidos, ni discriminando a los hombres ante la justicia, ni cambiando artificialmente un lenguaje, se soluciona demostrando que somos iguales de verdad, ni más ni menos.


PD: El día que me encuentre por la calle una ratio y le preguntaré si se sintió ofendida por el locutor, quizá entonces entienda algunas cosas...

No hay comentarios: