20 abril, 2019

Desmigando micromachismos

Como ejercicio curioso, tras leer un artículo sobre micromachismos en El País, se me ha ocurrido reflexionar un poco sobre cada uno de ellos de la forma más libre posible (libre de prejuicios, sesgos o ideología, que por definición es imposible). Ojo, a cada reflexión le puede seguir un insulto de una feminista o incluso de un machista, lo entiendo, lo veo normal y cada uno defiende lo suyo. Yo sólo los estoy desmigando un poco (o incluso desmitificando), con cierta distancia, por un lado sin sentirme atacado por nadie, y por otro lado sin hacer concesiones al "buenismo" que ahora nos imponen y que ya no permite hablar. Un poco irónicamente a veces, y otras con total seriedad, porque hay que ser serios con la igualdad, lo dice la Constitución, aunque no se cumpla.

Sólo es un juego, pero para decir algunas cosas hay que ser ya verdaderamente valiente, así que digo lo típico de: "no soy machista, tengo madre, abuela, hermana, hijas...", aunque incluso no las tenga, pero así me descargo de culpa.

Desmigando 43 micromachismos:

1. He creído necesario explicar algo a una mujer, sin que ella me lo pidiese, por el hecho de ser mujer.

Si se refiere a un tema "típicamente" masculino, es pura lógica. Ejemplo tonto: si estoy hablando de la Europa League de fútbol y tengo una mujer delante, el 90% de las mismas no sabrán a qué me refiero, cuando en el caso de un hombre se da por supuesto que muchos más lo saben. Otro ejemplo: si hablo de un tema castizo español delante de un Erasmus, es normal que se lo explique, eso no quiere decir que piense que los Erasmus son tontos, sino que sé que es probable que no lo haya captado.

Al revés sería igual con algo "típicamente" femenino. Ejemplo tonto: una mujer está hablando de una hormona propia de la menstruación, el 90% de los hombres no sabrán a qué se refiere, y seguramente  en las mujeres se da por supuesto que sí.

Total, que las personas explicamos algo sin que otra nos lo pida, cuando creemos, según nuestros esquemas mentales, que la otra persona ha podido no entenderlo. Lo que sería positivo (explicar algo a los demás), se ve de forma negativa por culpa de una "mente sucia".

Lo que aquí se busca es pensar que los hombres tomamos por tontas a las mujeres, que quizá los de hace 30 años (y todavía quedan de esos obviamente, demasiado condescendientes y con complejo de superioridad frente a ellas), cuando ellas estudiaban menos, pero hoy que ellas copan las carreras universitarias, es absurdo actuar así. E

 2. No considero a una ama de casa una trabajadora más.

Obviedad, una ama de casa (o un amo de casa), está realizando un trabajo, pero exactamente igual que una mujer o un hombre que está pintando las paredes de su casa un domingo o lleva 2 días arreglando un trastero, ni más ni menos, y obviamente ha de ser reconocido. De ahí a considerarlo "un trabajo" ('job' en inglés), como tal, pues no, porque no lo es (ojalá tuviera remuneración, seguridad social y pensión, pero a día de hoy nada); eso sí, tanto el marido de la ama de casa como la mujer de un amo de casa deberían entender que el trabajo ('work' en inglés) que realizan en casa es tan o más importante que el suyo de fuera, ya que las únicas diferencias son el lugar y la remuneración.

Por desgracia, sí, muchos hombres y mujeres (aquí las machistas serían ellas también) desprecian a los amos y amas de casa, mucho que mejorar aquí. MM

3. Me refiero a hombres por su apellido (Sánchez, Rivera, Iglesias) y a mujeres por su nombre (Susana, Irene, Soraya)

Sí, esto pasa mucho, como ejemplo veamos un partido de balonmano masculino, donde todos son: Entrerríos, Aginagalde, Cañellas, Dujshebaiev, y uno femenino, donde las llaman: Nerea, Silvia, Carmen, Eli...

Es posible que sea un micromachismo, porque en cierta manera es algo cariñoso y simpático hacia ellas. Realmente no creo que haya que dejar de llamarlas cariñosamente, sino que es a los hombres a los que se les trata mal aquí, demasiado rudamente y con desdén, con ese apellido. Hoy en día incluso sonaría mal empezar a nombrar a las mujeres por el apellido, así que el cambio no tendría que ser ese, sino comenzar a llamar también por su nombre a los hombres. MM+MF

4. He comentado a un amigo que se quedaba al cuidado de sus hijos: “Hoy te han dejado de niñera”.

Sí, pero es simple estereotipo, como ya comentamos antes. ¿Qué porcentaje de niñeras y niñeros hay? ¿90%-10%?  Pues eso, la mayoría son niñeras, no pasa nada por llamar a un hombre así, ni se le llama gay ni nada, más bien es una frase que podría molestar al hombre por menospreciarlo (si creemos que ser niñero o niñera es un pseudotrabajo, claro), pero para nada a las mujeres.  E+MM

5. En la cama antepongo mi placer sexual al de mi compañera y no suelo preguntar por sus preferencias y necesidades.

Totalmente de acuerdo, aún pasa, y mucho, pero la mayoría de millenials (nacidos a partir de 1980) te podrán decir que las cosas han cambiado y bastante, así que aquí hemos mejorado sí o sí. MM

 6. He dicho que yo “ayudo” en las tareas del hogar, asumiendo que el trabajo es de una mujer y yo estoy ayudando, no participando en igualdad.

Esta es una frase trampa, porque habría dos casos:  el marido que trabaja fuera y la mujer es ama de casa, que obviamente es imposible que él haga en la casa lo mismo que ella, por lo que sí, él "ayuda", pese a quien le pese, y de machista nada.

El otro caso es el de que ambos trabajen o ambos estén parados, entonces ambos tendrían que dividirse las tareas, salvo el caso en que a uno le gusten mucho esas tareas y haya un pacto no escrito, en cualquier caso, lo de estar el marido sentado el domingo leyendo el periódico mientras ella hace todo, ha pasado a la historia salvo en determinados círculos o estratos sociales. MM

7. Me he sentido incómodo y perdedor en alguna ocasión porque el sueldo de mi novia o mujer es más alto que el mío.

Por desgracia, a los hombres se nos ha educado para ser los cabezas de familia, y aún parece un palo que tu mujer gane más que tú. Eso sigue siendo normal y daña en cierta manera la hombría de ellos. No es micromachismo, es todo lo contrario, aquí la víctima es el hombre, porque la sociedad le presiona esperando algo de él, y en eso hemos de mejorar todos todavía. Es lo que podríamos llamar "microfeminismo".  MF

8. Asumo continuamente la heterosexualidad de las mujeres y de otros hombres.

Chorrada que no tiene que ver con hombres o mujeres y micromachismos, no sé para qué la meten en el listado. En cualquier caso, es cuestión de estereotipos, si la mayoría de gente es hetero y en un momento dado tienes que saberlo, es lógico asumir heterosexualidad, como es lógico asumir que alguien tendrá 2 piernas, o 2 padres si no es muy mayor, o hermanos o incluso que le gusta el fútbol si es hombre... nada más inocente que eso, y hacerse el ofendido es querer forzarlo. E

 9. En mi trabajo o entre mis amistades, solo propongo jugar al fútbol a los varones, dando por sentado que ellas no quieren jugar.

Estereotipos. Si propongo jugar al fútbol a 10 chicos y 10 chicas, es normal que se apunten unos 8 chicos y 1 chica, es lo lógico. Si llegas a haber propuesto jugar al voleibol, seguramente habría más chicas, es cuestión de gustos, nada más, igualmente las ganas de ofenderse son aquí las que mandan. E

10. He pronunciado la frase: "Al final las más machistas son las mujeres".

Ojo, esta frase se la he oído más a mujeres que a hombres, así que aquí los micromachistas serían ambos. En cualquier caso es la sociedad en sí, no es un problema de hombres ni de mujeres, no es que en muchas cosas hombres y mujeres seamos machistas, es que hay alguien ahí ofendiéndose por cosas que no son machismo, por eso parece que también las mujeres lo son. MM+MF

11. Cuando el niño va al médico o de compras, lo acompaña su madre. Cuando el niño va al fútbol, lo acompaño yo.

Lo habitual es que el fútbol no le guste a la mujer, y naturalmente la mujer suele tener más inclinación a cuidar, por lo que en caso de dividirse las tareas, lo habitual siempre y de aquí para atrás y para adelante va a ser que la mujer vaya al médico y el hombre al fútbol, pura lógica. También te puedo ya anticipar quién ira a comprar ropa con el niño y quién a comprarle un coche teledirigido o un Scalextric. Ver machismo ahí, cuando es cuestión de gustos (y de que nuestros cerebros no son, por suerte, iguales), es de ofendiditis. E

12. He preguntado a mi sobrina si ya le gusta algún chico.

Chorrada elevada al cubo. Y a mi sobrino, ¿qué diferencia habría de haber? ¿Es que a los niños no les gusta otra gente? Pues eso, yo y todos hemos preguntado a uno o a otro, sin distinción de sexo.

13. Considero que las labores domésticas de mi casa, cuidando de mis hijos o ayudando a mis mayores, siempre las va a hacer mejor una mujer.

Pues mira, no siempre, pero somos fisiológicamente distintos y nuestros cerebros por la evolución propia están programados para cosas distintas. Eso no quiere decir que todos no podamos hacer de todo, pero lo habitual será que a las mujeres se les dé mejor cuidar a gente o hablar, y a los hombres tareas más rudas, matemáticas o de manipulación de herramientas. Negarlo es negar la mayor.

Pero vamos, en cuanto a las labores de la casa, al que más haya practicado se le dará mejor, y como a las mujeres se les ha enseñado de siempre, pues lo hacen mejor, las mayores, porque las post-millenials no saben ni calentarse la leche en el microondas, así que mira, ahí sí vamos a conseguir la igualdad con el tiempo... MM

14. He preguntado a alguna mujer que para cuándo los hijos cuando nunca se lo he preguntado a un hombre.

Normalmente se pregunta a parejas, así que no hay más que decir, me parece una tontería. Eso sí, es muy probable que la pregunta haga más daño a mujeres que a hombres, porque siempre la maternidad da un plus de sentimiento o cercanía con el bebé que la paternidad.

Eso sí, el arroz a las mujeres se les pasa a los cuarenta y pico, y a los hombres, en principio no, por eso si hablamos de "arroz" es lógico meter prisa a la mujer, aunque ya digo, cuando hablamos de parejas, el arroz es compartido.

15. He pagado de forma sistemática mis cenas con mujeres presuponiendo que es lo que se espera de mí.

Otro tema en el que el hombre es el perjudicado ("microfeminismo" de manual), ya que se entiende que ha de pagar siempre él. Las mujeres lo aceptan y se aprovechan de ello, y muchas para nada se quejan. Es otra cosa en lo que la sociedad debería evolucionar, y las mujeres no esperar que los hombres paguen las cenas para "cortejarlas", pero bueno, aún hay mucho que cambiar aquí.  MF+MMB

16. Hablando con un amigo he descrito a una mujer como “poco femenina”.

Chorrada, igualmente he podido describir a alguien como "poco masculino". Son clichés y punto, y si alguien no cuadra con ellos y lo estamos comentando, se comenta y punto. De machismo poco. En cualquier caso, siempre pueden cambiar los estereotipos de lo femenino o lo masculino, incluso de lo que es "estar bueno", que para mujeres por ejemplo ha pasado por muchas fases, más gorda, más flaca, menos pecho, más culo, cutis blanquísimo o bronceado... Así que mientras existan los clichés (y eso jamás va a cambiar, aunque los clichés sí cambien), siempre habrá una tendencia, y el que se desvíe de ella saldrá en las conversaciones, faltaría más que no pudiéramos ni hablar... E

17. Soy homosexual y he pronunciado la frase: "¿Cómo voy a ser machista si soy homosexual?", pensando que el machismo es únicamente un error de los hombres heterosexuales.

Me parece una gran reflexión. Efectivamente que seas gay no implica que no seas un hombre, y por supuesto en muchos casos las ventajas por ser hombre también las tienen los gays, pero también es cierto que los gays con pluma o mucha pluma están mentalmente más cerca de una mujer que otros hombres heteros, por lo que no tendrán ciertos comportamientos "masculinos", así que dudo que sean tan machistas como un hombre heterosexual, pero es una opinión quizá sesgada.

18. He usado la palabra “provocador” para describir el atuendo de una mujer.

Chorrada. Yo y cualquier hombre y cualquier mujer. Es un adjetivo, punto, no vamos ahora a cambiar el lenguaje. Todos sabemos qué es un vestido provocativo, así que si lo es, se dice. Es el mismo tema de los clichés. Si hoy en día tenemos un concepto de "provocativo", si lo cumples pues se dice, y si más adelante el concepto cambia, pues igualmente se dirá de los que lo cumplan.

Lo que sí me parece curioso es que no hay hombres "provocadores", sólo se aplica a mujeres, lo que sí metería como micromachismo en general en la sociedad por ello.  E

19. He comentado que esas no son formas de hablar “para una señorita”.

Yo no, pero muchas madres o abuelas lo hacen. Es el equivalente al "los hombres no lloran", que tanto daño hace a los hombres. Efectivamente, las mujeres han de eliminar ya ese "ser señoritas" que tenían en el pasado y cambiarlo por "ser ellas mismas". Aquí aún queda por mejorar, ya que muchas madres prefieren que sus niñas sean princesitas, no sea que salgan lesbianas (lo dicho, mucho por mejorar), e igual con sus niños, evitando que puedan ser princesitos, "no sea que salgan gays". MM

20. No me gusta salir con mujeres más altas que yo.

Siempre salgo con mujeres más altas que yo (o casi), al igual que hacían el Fary o Torrebruno. No es problema o no debería serlo, pero sí que muchas mujeres o la mayoría prefiere hombres más altos que ellas, así que el problema viene de los dos lados, y no deja de ser más que cuestión de gustos.

Ahora, si nos vamos más al quid de la cuestión, sería un "microfeminismo", porque se entiende que los hombres han de ser más fuertes y altos que sus parejas, porque si no, no valen como hombres, o algo así. En la lista hay varios similares, como el de ganar más dinero. En eso, el avance de la sociedad poco a poco hará que los hombres dejen de sufrir este problema, que ellas no tienen. MF

21. En compañía de una mujer, he ocupado el sillón del piloto porque interpreto que es lo normal o un gesto de galantería.

Si se refiere a quién conduce el coche, pues está comprobado que en la mayoría de parejas acaba conduciendo el hombre, pero cada vez hay más habito de conducir en las mujeres, así que no deja de ser cuestión de gustos. Si ella quiere conducir, pues mejor, más relajado voy...

En cualquier caso, también hay parte de "microfeminismo", ya que parece que los hombres han de ser los que conduzcan (tarea "ruda) y las mujeres las que sean llevadas en volandas como señoritas... Y si el hombre va de copiloto, aún se le tacha de "poco masculino" en plan "te tiene que llevar tu mujer".  MM+MF

 22. Me he negado vehementemente a aceptar palabras nuevas (estén aceptadas por la RAE, como "jueza" o "presidenta") sin pensar en que tal vez dan un sentimiento de comodidad y pertenencia a mi interlocutora.

Sí, mi interlocutora está mal de la cabeza y sólo usa palabras acabadas en "a", aunque no existan, incluso las palabras neutras que no acaban en "o" le ofenden porque no se siente incluida en ningún discurso hecho por un hombre. Nadie se niega a aceptar "jueza" o "presidenta", pese a que curiosamente ambos ejemplos vengan de "juez" y "presidente", palabras que no son masculinas ni mucho menos, sino completamente neutras. Ahora vendrán los hombres a reclamar un "juezo" y "presidento", y obviamente la RAE tendrá que ceder...

Ahora, si ellas no se sienten incluidas, pese a ser absurdo, pues que hablen de señoras y señoros, espectadoras y espectadoros, con todas las consecuencias...

23. Considero normal que en televisión los presentadores sean los ácidos y divertidos y ellas las guapas.

Pues sí, machismo brutal, hay que reconocerlo. Ellos son maduritos y sabios y ellas son guapas y con lo justo para no hacer el ridículo si hablan. Eso sí, ninguna de ellas rechaza los puestos para que otras con menos belleza y más inteligencia entren, así que parte de culpa también tienen.

Por otro lado, la televisión es un negocio, y si hay presentadores y presentadoras guapos y guapas, más espectadores y oras la verán, eso es de cajón.  MMB

24. He hecho el comentario "Sara es una mujer fuerte" dando por hecho que considero que ser fuerte es un rasgo más masculino. 

Absurdo. "Fuerte" no es igual a "hombre", de hecho se puede ser fuerte de muchas maneras, así que es absurdo pensar que un hombre es el único que puede ser fuerte, y de hecho se sabe que las mujeres son más fuertes en ciertos sentidos. No creo que esto pase.

25. Tengo mellizos y nada más nacer hice socio del Atleti a mi hijo y no a mi hija. 

Esto pasa, pero anda que no hay niñas que desde pequeñas son acérrimas de equipos de fútbol... Como mucho, podemos pensar que quizá teniendo un niño es más fácil o típico que acabe siendo futbolista, pero el hecho de ser fan o disfrutar del fútbol no depende del sexo.

A partir de ahí, el estereotipo nos sigue haciendo pensar que el chico se dedicará a jugar al deporte y ella a ser enfermera o maestra... eso sólo puede cambiar con el tiempo, o quizá nunca, si de verdad esos gustos son innatos.

26. Dejo a mi hijo adolescente salir hasta las 3 de la madrugada, pero a mi hija le obligo a venir antes de medianoche. 

Por un lado es discriminatorio, pero por otro, pensando en toooodo el peligro que las mujeres insisten que tienen respecto a los hombres, lo normal es que eso me asuste y crea que el único peligro dejando a mi hijo fuera más horas es que viole a alguien, por aquello de ser malos y violadores en potencia... MM

27. Nunca he hablado con mi hijo de feminismo. 

Es un tema cada vez más en boga. Los niños deben saber lo que pasa: que es un problema de la sociedad que avanza poco a poco y donde ellos tienen que tomar partido para arreglarlo. Y aparte, por supuesto, que esto está muy de moda y muchos lo están aprovechando para vivir del cuento mientras no resuelven los problemas reales que hay tras la cortina de humo.

28. Soy el dueño de un local público y he puesto el cambiador de bebés en el cuarto de baño de mujeres. 

Totalmente de acuerdo, pero si sólo podemos poner un cambiador, lo lógico es ponerlo en el de mujeres, por eficiencia, ya que la mayoría de las que cambian son las mujeres. De todas formas es aceptable cualquier otra solución que permita a los hombres cambiar a sus bebés, ya que en este caso más bien podría ser discriminación en contra de los hombres, que no pueden cambiar a sus bebés por no haber lugares habilitados.  MM+MF

29. Invitado a comer en la casa de unos amigos, he felicitado a la mujer por la comida sin preguntar antes quién había cocinado. 

Todo el mundo sabe que la mayor parte de cocineros buenos son hombres, así que no sé por qué alguien habría de pensar que la que cocina es la mujer... (nótese la ironía, pero aparte reflexiónese sobre la frase, que tiene más miga de lo que parece).

 30. Invitado a comer en la casa de unos amigos, me he dirigido al hombre para hacer preguntas sobre automóviles, dinero o deportes porque he deducido que a ellas no les interesarán esos temas. 

Es que a ellas no les suele interesar, y es que tenemos cerebros distintos, fin de la cita... En cualquier caso este tipo de preguntas se suelen hacer más en general, pero sin duda en caso de tener que dirigirte a uno solo, irías hacia el hombre, por pura economía.

También es cuestión de edad, por ejemplo, y si estamos delante de una abuela y su nieta, y vamos a preguntar algo sobre el Fortnite, ¿a quién se lo haríamos? ¿Es eso discriminación por edad, o es economía de lenguaje, haciendo la pregunta a quien es más probable que pueda contestarla? Pues no, caso cerrado.  E

31. He presentado a una mujer por el cargo o la posición de su marido ("esta es la mujer de...") en vez de por su nombre y profesión. 

Pues sí, algo aún machista y heredado de la época en la que las mujeres tenían que pedir permiso al marido para abrir una cuenta del banco y cosas así, por suerte nada de esto hace falta ya y muchos maridos hoy son "el marido de".  MM

32. Soy camarero y siempre pongo la bebida alcohólica al chico y la bebida sin alcohol a la chica, sin preguntar quién ha pedido cada una. 

Pura economía, de hecho es una soberana tontería enfadarse por que te pongan a ti la bebida sin alcohol.  ¿Quién ha decidido que la mujer debería sentirse mal por que la llamen "sana"? ¿Por qué es positivo que al hombre lo llamen "borracho" poniéndole el alcohol a él sin mirar? En fin, es lo típico de gente que sólo busca cortinas de humo para darse por aludido. En cualquier caso, los camareros deberían quedarse con el que pidió cada cosa y no ponerla de forma equivocada, eso si son buenos profesionales queda arreglado.  E

33. Soy camarero y siempre dejo la cuenta de la mesa al chico. 

Sí, por desgracia las mujeres siguen esperando que las invites. En eso los hombres seguimos bastante discriminados y es algo que debería cambiar. Quizá algún día exista un movimiento llamado "machismo" que luche contra los "microfeminismos" y éste sería uno de ellos, pero de momento, sigue siendo un micromachismo, por suponer que las mujeres no tienen dinero o son floreros a los que hay que invitar para ligárselas... a saber... y nosotros mientras de paganini. MF

34. Tengo una empresa en la que los trabajadores van uniformados y ellos llevan pantalón y ellas falda, sin opción de elegir. 

Totalmente de acuerdo, un hombre con falda también puede ser sexy (lo digo irónicamente). Siempre poder elegir.

Aparte de eso, el hecho de que ellas puedan ir "sexys" y ellos no, les da cierta ventaja competitiva en muchas profesiones en las que prima el físico, por lo que también se estaría discriminando a los hombres, que no compiten en igualdad con ellas, cuando si todos fueran uniformados igual, la diferencia desaparecería, así que algo de "microfeminismo" sí hay también. MM+MMB

35. Intentando ser amable, he llamado “guapa” a una mujer a la que no conozco de nada. 

Es justo lo contrario, veo a muchas más mujeres llamando "guapo" a hombres en ese plan de ser amables (no es por ser ellos, sino que también llaman "guapa" a ellas) que al revés, justo porque a los hombres se les mira mal por ello. MM+MF

 36. He dicho “no me lo habías pedido” cuando una mujer me ha recordado que no he hecho mi parte de las tareas de hogar. 

No sabían cómo llegar a 43, ya están rizando el rizo. Lo mismo se puede hacer con muchísimas tareas al contrario, e incluso cambiando los roles de género o sexo e igualmente se podría dar la situación.

37. Me he callado ante el comentario machista de un amigo. 

Depende de si es una broma o hay humor. Si es algo en serio, hoy en día pocos se callan por suerte. De todas formas queda por hacer.

Ojo, y aunque el post no va encaminado a ello, también hacer notar que hay mujeres que se callan ante comentarios "hembristas" de una amiga, así que en todos lados cuecen habas.  MM

38. He juzgado a una mujer por su forma de educar a sus hijos cuando no lo hago con un hombre. 

Igualmente absurdo, ya no sabían qué más poner.

39. Me refiero al conjunto de ciudadanos que buscan la igualdad como “las feministas”, en femenino, asumiendo que es una lucha únicamente reservada a las mujeres. 

Son las mismas feministas las que excluyen a los hombres en su lucha, porque es como si también entendieran que los hombres les quieren quitar el puesto en la causa. Esto debería ser cosa de todo el mundo arreglando un problema, no de unas pocas, pero cuesta convencerlas. MM+MF

40. He preguntado a una mujer cómo conjuga su vida profesional y su vida familiar, algo que jamás he preguntado a un hombre. 

Claro, los hombres no tienen hijos, ni familia...  Pero bueno, el hecho es que las mujeres tienen más dificultades para conciliar, eso es obvio.

41. He comprado ropa de color rosa o muñecas a una niña sin consultar con sus padres (o con la propia niña) qué regalo deseaba. 

Estereotipos. Azul niño, rosa niña. Nada más que decir. Por desgracia hoy está mal visto que a una niña le guste el rosa, pues te tildan de malos padres, y si tu niño no va vestido completo de rosa es que eres un homófobo con miedo a que salga gay. Por favor, dejemos a cada uno regalar lo que quiera, pero obviamente si queremos acertar es mejor preguntar, pero con todo.

Aparte, sí veo micromachismo en el hecho de que opino que los regalos de juguetes para niñas son más aburridos que los juguetes para niños, por lo que debería abrirse el espectro, aunque eso sí, a los niños también se les priva de los regalos femeninos. E+MM

42. Trabajo en un centro público destinado a mujeres y he puesto únicamente revistas de moda y sociedad en la sala de espera.

Jaja, esta tiene gracia. No es ni cuestión de destinado a mujeres, es que en las consultas médicas siempre ha habido revistas del corazón, suponiendo que no irán hombres (a los que les suele gustar menos eso, sobre todo si son heterosexuales, cosa obvia a irrebatible, así que chitón). En eso se discrimina a este tipo de hombres, y nadie dijo nada hasta ahora. A ver, si tengo una consulta destinada a mujeres y tengo que poner revistas para que se entretengan, ¿qué pondré? ¿Pondré revistas que gustan más a las mujeres o revistas que gustan más a los hombres? Pues eso. E

43. En una conversación sobre políticos, me parece normal hacer comentarios sobre el aspecto de ellas cuando no lo hago sobre el de ellos. 

Teniendo en cuenta que la belleza manda,  esto les pasa a ambos, y si no, que se lo digan a "Pedro el guapo" o al "coletas", por poner dos ejemplos de líderes hombres actuales, que también reciben comentarios sobre su aspecto. Eso no quita para que muchos medios de comunicación sigan absurdamente haciendo el típico comentario sobre la indumentaria de ellas, y nunca la de ellos.

Por otro lado, es el mismo caso de la belleza: muchas mujeres políticas se aprovechan de su belleza para ir trepando, frente a otros hombres y mujeres que no la tienen, así que igualmente habría que ver cada caso. MM



Para terminar, y a modo de "leyenda", he ido poniendo unas siglas al final de cada micromachismo, así que las explico aquí debajo:

-MMB: Machismo que muchas beneficiadas no rechazan (se entiende que es machismo, pero es algo que en realidad puede estar beneficiando a las mujeres que lo sufren)
-MF: Microfeminismo que condiciona a los hombres (se vende actualmente como micromachismo, pero es algo que en realidad oprime a los hombres porque les fuerza a seguir un cliché)
-MM: Micromachismo aún no vencido (son micromachismos de manual, que aún oprimen a las mujeres y que con el tiempo irán cambiando).
-E: Estereotipo, o también podemos llamarlo "Economía" (se refiere a que realmente no hay micromachismo o microfeminismo aquí, sino que simplemente es un estereotipo que no pretende discriminar a ninguno de los dos sexos, basado en "lo normal" o "lo típico", que nos lleva a tener que discernir en un momento concreto qué es "lo normal", para tomar una decisión rápida y económica, a veces primando al hombre o a la mujer, sin saberse la mayoría de ellas cuándo se está discriminando a uno o a otro con esa decisión).  Según el lado del que estemos, veremos en un estereotipo machismo o feminismo, siempre añadiendo dosis de "mente sucia", es fácil.

He intentado marcar con sólo una respuesta, pero hay veces en que algo es a la vez micromachismo y microfeminismo, según el lado del que queramos verlo, así que así lo he marcado.

16 abril, 2019

Tirando el voto, voto inútil

Justo cuando todos los partidos se rompen la garganta clamando a favor del voto útil, justo en ese momento, y tras haber hecho hace semanas apología de la abstención, ahora vengo a promover el "voto inútil".

¿Qué sería el "voto inútil"? Pues en principio todos los votos valen lo mismo como sabemos, pero votar a un partido que no consiga representación da lugar a que tu voto no sirva para obtener diputados, por lo que en cierta manera es considerado "inútil".

Claro, es cosa de los partidos mayoritarios, que ven como absurdo votar a los pequeños, no sea que se les suban a la chepa como ya han hecho VOX, Ciudadanos y Podemos, que en pocos años les han acorralado.

En estas elecciones (y hablo de Andalucía que es donde voto), se presentan 5 partidos mayoritarios y con opciones de conseguir representación: Podemos (que insiste en ser adalid de la izquierda y extrema-izquierda/comunismo para conseguir todos esos votos), PSOE (actual gobierno, y que insiste en recoger toda la izquierda y centro-izquierda, además de la estabilidad), Ciudadanos (que pretende acoger los centro-izquierda, centro-derecha y centro), PP (la derecha pura y ahora la extrema-derecha para evitar que le adelanten por un lado) y VOX (extrema-derecha que quiere ir escalando posiciones hacia su izquierda, ya que por la derecha no tiene a nadie fiable).



Bien, al PP no lo voto por miles de razones, son unos mentirosos compulsivos, han esquilmado España desde el gobierno y ahora la esquilman desde los consejos de administración, etc... Al PSOE no lo voto por ser más bipartidismo de lo mismo, por dar dineros sin mirar a quién y acabar con las huchas cuando gobiernan, y por sus peligrosos cambios de humor... A Ciudadanos no lo voto porque no termino de saber de qué pie cojean, y en cualquier momento temo que nos dejen en manos de los bancos. A VOX no lo voto por miedo a que den todo a los ricos y suban impuestos a los pobres. A Podemos no lo voto por haber traicionado al 15-M y hacerse más amigos de los que quieren mal a España que de los propios españoles, aunque sí votaría a una escisión de Podemos que volviera a lo que eran... En fin, que si seguimos pensando así al final nos quedamos igual.

Con esto así, a ti que aún eres de los indecisos, se te puede ocurrir: ¿y yo a quién voto?, (siempre que no aceptes mi sugerencia de la abstención):

-PACMA (Partido Animalista Contra el Maltrato Animal): El nombre es claro, les votaría si no tuviera miedo a que los animales acaben teniendo los mismos derechos que las personas, pero la parte de ideal "ecologista" me atrae. Actualmente son el partido con más posibilidades de conseguir algún diputado de entre todos estos, y ya superan el millón de votantes (de hecho sin la Ley D'Hont ya tendrían alguno). Realmente podrían estar integrados en Podemos por sus ideas, pero al no estarlo limpian su imagen del daño que los errores de Podemos está generando, cosa que les beneficia.

-Recortes Cero/Grupo Verde (web): Por un lado es un partido que lucha por que no haya recortes, a lo que nadie podría oponerse, y que a la vez piensa en la naturaleza. Así que por el lado ecologista y por el lado de evitar más recortes en lo social, me atraería. Como punto negativo, que no tiene en cuenta la paridad, ya que todas sus listas las encabezan mujeres. La pinta es de un partido de izquierdas similar a lo que tenía que ser Podemos tras el 15-M antes de corromperse.




-Por un Mundo Más Justo: Igualmente es algo a lo que nadie se querría negar. Supongo que su política iría principalmente por el tema emigración, dinero destinado a pobreza, etc... Nadie se podría negar, aunque es lógico que tenga miedo a que le den todo el dinero a los extranjeros, así que me crea dudas. En cualquier caso sus ideas son sociales y de izquierdas, justicia y demás. Sería un candidato.

-PCTE (Partido Comunista de los Trabajadores de España): Entiendo que son los herederos del Partido Comunista, de izquierda por tanto, y también por tanto, recogidas sus ideas por Podemos, ya que Izquierda Unida va incluida en Podemos, así que sería voto inútil de verdad teniendo una opción mayoritaria parecida.

-PCPA (Partido Comunista del Pueblo Andaluz): Ídem, su voto útil es Podemos, así que nada.

-IZAR (Izquierda Anticapitalista Revolucionaria): No pretendo que ahora haya una revolución (sí, soy conservador en eso), y tampoco creo que el anticapitalismo sea la solución, cuando no hay una alternativa sólida. Las ideas me parecen integradas en Podemos, así que también sería inútil del todo. Sólo se presenta aquí, no obstante.

-Andalucía X Sí: Supongo que es el partido andalucista que quedaría, por lo que pensando en nosotros mismos, podría tener sentido votarles más allá de la ideología que tengan, al menos por ir dando poder a lo nuestro...



-Partido de Jubilados por el Futuro: Jamás votaría a un partido exclusivo de jubilados, sólo piensan en sus pensiones y no en las de nosotros, sus hijos y nietos, así que hundirían aún más el sistema que tiene que pagarnos la jubilación. Es un partido nuevo que se presenta sólo aquí, y si cuentan las ideas y la experiencia, puede tener recorrido.

-Partido Republicano Independiente Socialista Andaluz: No me desagrada la idea de la República,  y tampoco mis ideas son lejanas al socialismo, pero nunca votaría a un partido con las siglas "RISA", pese a que haga falta mucha risa en la política nacional.


Y ya está, en esas estamos. Con varias posibilidades, si excluimos los partidos "a que no hay huevos de hacer un partido" y los que tendrían que estar incluidos en otros.


Personalmente, si no votara a ninguno de los grandes, dudaría entre PACMA, Recortes Cero y Por un Mundo Más Justo (los tres sociales, de izquierdas y ecologistas, unos más otros menos), y el de Andalucía x Sí (heredero del partido andalucista, pero lejos de su casposidad).

En fin, ya no os contaré, pero mi voto "inutil" iría seguramente por alguna de estas inutilidades "utilidades", o quizá a la abstención (qué bien, así me ahorraría el paseo), o incluso metiendo una rodaja de chorizo (que eso da un gustito..., y es voto nulo), pero sí os digo que tengo todas las ganas de levantar mi mano con los cinco dedos en plan "a ninguno de los cinco grandes votaré, porque no lo merecéis".

Nos vemos el 28... porque nos jugamos mucho como dicen, aunque como no serán capaces de hablar, lo mismo repetimos en unos meses.

10 abril, 2019

Trece y a ver si crece

Como cada primera decena de abril, hoy es un día de celebración, porque esta botella cumple años en el mar, nada menos que trece, mal número si no crece, o "a ver si crece", que ya son muchos de calendario, de memoria, de vivencias e incluso demasiados para perros y gatos que nacieron con él y que muchos se van yendo por culpa de aquello de los "un año de perro son siete de humanos".

A veces me he enrollado con discursos carpetovetónicos coyunturales, o quizá piramidales, pero esta vez no lo haré, pues no es un tiempo dado a los discursos, ya que los postmillenials apenas leen 3 párrafos de cualquier artículo, así que si tiene más de 10 párrafos no leerán ni un tercio, así, a salto de mata, como quien no quiere la cosa, o como quien no quiere enterarse de la cosa, ni entender ni recordar luego nada, porque todo consiste en correr, en ver sin mirar, en oír sin escuchar, porque hoy en día ya no hay tiempo para leer ni un mísero blog, no te digo ya una nivola unamuniesca...



En fin, como ya hice los últimos 12 años (1 año, 2 años, 3 años, 4 años, 5 años, 6 años, 7 años, 8 años, 9 años, 10 años, 11 años y 12 años), os doy las gracias a todos, lectores, comentadores, amigos, sin olvidar la máxima que siempre os recuerdo y que os responsabiliza por aquello que hay en esas cabecitas que algún día ha de comerse la tierra: si tenéis algo que decir, algo que contar, hacedlo, porque si no lo hacéis vosotros, nadie lo hará, y se pierde...

05 abril, 2019

La renta mínima inminente

Hace no mucho hablaba por aquí del "camarón que se duerme", que un poco respondía a ese cambio tan tremendo que está habiendo en nuestra sociedad, que está destrozando en muy poco tiempo los esquemas que la regían hace no tanto, de modo que la manera de vivir, de enfocar el futuro, las profesiones, los modelos de negocio y el propio hecho de cómo ganarse la vida está cambiando de paradigma delante de nuestros propios ojos. Echemos un vistazo a 30 años atrás y lo veremos sin dudar...

Y es que poco a poco estamos llegando a ese precipicio en el que la mayoría de nosotros no vamos a tener un trabajo útil para la sociedad porque podemos ser reemplazados por máquinas, o simplemente somos demasiados para lo que nuestro sistema actual precisa. Obviaremos aquí las diferencias a nivel mundial, ya que hay países aún en el siglo XIX, otros en el XX e incluso algunos intentan estar ya en el XXII, sin pasar por el XXI, un galimatías. Pero bueno, aquí me refiero a nuestra egocéntrica sociedad capitalista del "primer mundo", lo que queda de él o los que por poco tiempo nos creemos aún los países ricos.

En fin, ¿qué pasará cuando no haya trabajo ni para la mitad de la población? ¿Cómo vamos a vivir los que no trabajamos, los que no han tenido suerte de que su profesión dure, los que hemos sufrido una reconversión, el fin de una era, y no hemos podido coger alguno de los últimos trenes?  Pues, se lleva hablando un tiempo, y si no quieren dejarnos morir de hambre, se llamaría: Renta básica universal.



La renta básica universal sería grosso modo el dinero que recibiría cualquier individuo por el mero hecho de ser ciudadano de un país (habría que matizar eso, pero sí, siendo español, por ejemplo, o  residente en España para más concrección, la recibirías), siempre que quede demostrado que no puede trabajar porque básicamente no hay trabajo ya para él, o porque física o psíquicamente no puede hacerlo.  Consistiría en un dinero suficiente para cubrir sus necesidades básicas, las cosas que necesita sí o sí para tener una vida digna (una especie de comunismo cubano, vemos aquí, pero con más manga ancha).

Ojo, aunque no lo parezca o queramos resistirnos, vamos inexorablemente hacia ahí, y los millenials lo veremos seguro, y ojo, los mismos millenials que no vamos a tener pensión porque nuestros padres y abuelos sólo pensaban en ellos y querían todas las pensiones para sí, sin pensar en que nos estaban quitando las nuestras, tendremos que recibir algo parecido cuando seamos mayores, así que atentos...

Lo importante aquí, entonces, es definir qué necesidades básicas hemos de tener cubiertas, y cuánto dinero hace falta para cubrirlas (los extras los tendrá que pagar cada uno con lo que tenga ahorrado, con la herencia familiar o con los "trapicheos" que cada uno pueda hacer). Tengamos en cuenta una sociedad hiperrobotizada e informatizada, donde la mayoría de trabajos actuales no existen o son muy marginales, básicamente con una o dos personas haciendo el trabajo que hoy en día hacen diez, en plan "mantenimiento" o "vigilancia de sistemas" y poco más.

Por un lado habría que poder comer y vestirse, para lo que habrá que emplear cierto dinero. Lógicamente la comida será la de marca blanca, y la ropa será la de los retales (mercadillo). Luego tendríamos agua y luz, pero la justa. Por supuesto la luz iría con renovables, así que sería muy barata y el agua ser reciclaría continuamente por lo que no se perdería nada al contrario que ahora. Sin duda que la educación, sanidad y demás seguirían siendo gratuitas hasta cierto punto, y por supuesto a partir de ahí el que quiera un extra, se lo ha de pagar.  La vivienda sería también pública, garantizando un mínimo de 20 metros cuadrados por persona, de modo que habría un parque de viviendas públicas, y si tienes 2 niños, te garantizarías una vivienda de un mínimo de 80 metros cuadrados.

De hecho, una de las claves sería el cómo conseguir más dinero para esas empresas de agua y luz, sean públicas o no y sería con esos "servicios premium", por lo que una vez pasado el mínimo gasto, que sería gratis, todo el que gaste más, tendría que pagar muchísimo más en relación, por lo que ahí vendría la rentabilidad. Por ejemplo habría unos pocos canales de televisión o radio, como ahora, y quien quiera verlos todos, más el fútbol, más el cine, más toda la música, como ahora, y sin anuncios, por supuesto: tendrá que pagar una pasta.

Así a priori creo que con 200 euros por persona al mes, debería ser suficiente (tengamos en cuenta que la luz y agua es gratis, lo mismo que internet, y por supuesto el transporte público también está subvencionado). Para una familia con 2 niños serían en total 800 euros al mes (parece poco, pero con tantos servicios subvencionados la cosa baja).

Vale, entonces podríamos tener un problema: ¿cómo garantizamos ciertos servicios públicos? Pues el acceso a esos servicios en plan funcionarios, seguiría siendo por concurso-oposición, como ahora, y la educación por supuesto sería pública y gratuita hasta los 18 años (luego también si vas aprobando todo, claro). El tema de los salarios públicos cambiaría, de modo que los funcionarios cobrarían todos 800 euros (multiplicando por cuatro su renta básica universal), lo que les haría ser automáticamente una especie de "clase media" (eso sí, cualquiera simplemente estudiando puede llegar a serlo). Los funcionarios no serían del tipo "funcionario administrativo" o "maestro" sólo, sino que muchos serían técnicos de mantenimiento de los robots y tecnología, claro, y tendrían que trabajar un mínimo de 30 horas a la semana para conseguir ese sueldo (habiendo un máximo de 35 horas semanales).

¿Qué pasaría en la empresa privada? Pues ahí seguiría habiendo un salario mínimo, que sería de 600 euros, y a partir de ahí, parecido a ahora, con el grave hándicap de que los directivos seguirían ganando millones de euros sin que podamos evitarlo.



¿Quién podría comprarse grandes coches y hacer grandes viajes? Pues básicamente los dueños de los robots y del sistema de producción de la tecnología, aparte de los funcionarios ahorrando un poco. El resto, perceptores de la renta básica universal, tendrían que conformarse con vivir, bien, sin apuros ni ataduras, pero sin capacidad para ir más allá, salvo como decía antes, si son capaces de hacer alguna chapucilla para los ricos o trapichear (vamos, como en Cuba pero cobrando un salario más digno por ni siquiera trabajar).

Bien, ¿pero ni siquiera vamos a obligarles a hacer nada? ¿No aceptarían muchos de buen gusto una renta así si tienen asegurada luz y agua gratis?  Pues efectivamente, podría pasar, por lo que aparte de los funcionarios existiría la posibilidad de aumentar un poco esa renta básica universal trabajando para la sociedad (sería en plan "servicio a la comunidad"), siempre con trabajos "en blanco", ya sea cuidando niños de otros, cuidando ancianos, cuidando jardines, vigilando cosas, etc... Serían trabajos de un máximo de 6 horas al día, por los que se cobraría unos 3-4 euros la hora. Así, en un mes, trabajando de lunes a jueves esas 6 horas, se podría ganar unos 300-400 euros más, con lo que seguramente pueda uno permitirse algún caprichillo.

En el caso de familias con los dos miembros trabajando como funcionarios, sí, ganarían más de 1500 euros al mes, pero a cambio tendrían que pagar el transporte público, las medicinas, etc... cosa que no tendrían que hacer las familias que ganasen menos de 1000 euros (en principio cualquier familia donde ambos padres ganen sólo la renta básica aunque realicen los "trabajos por la comunidad").

En fin, no es una utopía ni mucho menos, y supongo que veremos algo parecido dentro de menos de 20 años. De hecho ya estamos rozándolo con el paro y las ayudas a parados de larga duración o a los mayores de 52 años, el problema es la enorme desigualdad que se está creando, con una sociedad donde una pareja de jubilados que viven solos y tienen todo gratis o al 50% por serlo, gana 4500 euros al mes; una médica soltera que trabaja en lo privado y lo público gana 4000 euros al mes, y mientras una familia de 5 miembros, todos en paro, gana unos míseros 450 euros al mes para todos... un sistema así, es insostenible, y nos aboca a la destrucción de la clase media-baja, convertida pronto en baja, a la destrucción de la clase media, convertida en baja también, y a la supremacía de las clases media-alta y alta, que se volverán altas ambas, quedando una superempobrecida gran mayoría de la población y una superenriquecida minoría.

No veo mucha solución, porque la mayoría son los de siempre y la minoría también lo somos, con contados ascensos y descensos debido a jugarretas del destino y golpes de suerte (que sí, que los nuevos ricos pueden haber llegado a serlo currándoselo mucho, pero sin suerte, por mucho que un bracero trabaje, bracero morirá, o que arrieros somos y lo seguiremos siendo, y un rico que un buen día cae, tendrá quien lo levante, por la cuenta que le trae cuando a su vecino ve las barbas pelar).

Mucho rollo que he metido hoy, pero es para avisar de lo que vendrá cuando no tengamos pensiones, cuando no haya dinero en las huchas, cuando las cifras de paro abrumen y cuando las eléctricas, energéticas, banqueros y tecnológicas se lo sigan llevando calentito. Ese día, cuando nos hartemos del todo, ganará Podemos, o algo similar, y empezaremos todos a cobrar por no trabajar, porque ya no habrá trabajo, porque estorbaremos, y entonces media África no se vendrá aquí, porque ya estarán dentro, y todos cobrando como hermanos esperando quién sabe qué. ¿Duraría un sistema así eternamente? Lo dudo, y quizá cuando hayamos derretido los polos suba el agua lo suficiente para que ni un Noé avispado nos pueda salvar pareja por pareja de bichos, y cuando el calentamiento global nos llegue a quemar, entonces tranquilitos nos iremos, como vinimos, y no lo duden, otros bichos aparecerán tarde o temprano, y volverán a prosperar y a caer, porque nuestra capacidad para caer dos veces en la misma piedra, sí es infinita...

31 marzo, 2019

Las bodas, pronto cuarentañeras

Ayer, como es habitual por ser marzo aún, comenzamos la "temporada de bodas" 2019, en la que durante unos meses se irán sucediendo bodas (y también bautizos y comuniones) como siempre ha pasado y como siempre pasará hasta que la laicidad nos termine de inundar o Podemos gane un par de elecciones.

En este caso el novio anda ya por los 35, y la novia aún con 29, algo que hoy en día se consideraría ya "boda joven", con cantidad de amigas de la novia veinteañeras aún, casaderas la mayoría, todavía prometidas, alguna con niños, e igualmente algunos amigos del novio aún sin casar; algo que hace digamos 20 años se consideraría cercano ya a "se os va a pasar el arroz", o que hace 35 años casi podría considerarse exagerado.

Es verdad que las cosas han cambiado, y ese afán por casarse con veintitantos, una vez terminada la carrera y conseguido el primer trabajo que había en los buenos tiempos de los 80 y 90, dio paso a la incertidumbre más absoluta, al ir y venir, al medrar, al ir escalando, caer y volver a escalar, a la crisis que puso dudas en todos y cada uno, y así en los 2000 comenzó poco a poco la gente a casarse pasados los 30, continuando por supuesto toda esa crisis y alentándose un pensamiento de "aprovechemos ahora la juventud que luego nunca se sabe", lo que llevó a los cuarenta años a convertirse en los "nuevos 30", y de camino a la gente, ya millenials a casarse rozando incluso los 40 (con el riesgo que eso puede conllevar también a la hora de tener niños, que de eso hablaremos en otra ocasión).



Recuerdo que en 2003 y 2005 se casaron un par de primos que tenían 36 ó 37 años, y que entonces la gente los veía ya como demasiado mayores, como unos señores que se casaban ya cuando nadie lo esperaba, y también como ejemplo está el de mis padres, que lo hicieron ya con 31 y 30 años (para los años 60: 5-6 años más adelante de la media). Y claro, luego está que no es lo mismo la vida de los pueblos que en la ciudad, ya que en el pueblo y antiguamente la gente no estudiaba y empezaba a trabajar con 12-14 ó 16 años, por lo que con 20 ó 21, la edad era ya perfecta para ese casamiento. Por ejemplo, de mis 16 tatarabuelos/las, el que más mayor se casó cumplía ese año 29 años, pero claro, fue en 1844, y realmente la vida cambió poco en los últimos siglos y hasta la mitad del siglo XX, por lo que seguro que en las estadísticas de entonces tampoco veríamos demasiados cambios.

Es a partir de mitad del siglo pasado cuando la edad comienza a subir, muy despacio, hasta que a partir de los años 80 comienza un ascenso espectacular y jamás visto, subiendo la media en más de 2 años cada 7 años que pasan. 

En el Instituto Nacional de Estadística podemos encontrar bastantes datos al respecto de la evolución, y aquí os muestro algunos de ellos, que ya digo, son espectaculares:

Edad media de los hombres al casarse por primera vez (voy a hacerlo de 7 en 7 años hacia atrás, lo que sería "media generación")

2017: 35,30 años 
2010: 33,21 años
2003: 30,91 años
1996: 29,47 años
1989: 27,56 años
1982: 26,70 años
1976: 26,65 años

 Sí, es espectacular, pero en 35 años, la edad media de los hombres al casarse ha subido casi 10 años, y desde 1989, cada 7 años sube 2 años más o menos. Como no parece que haya freno, si extrapolamos, aproximadamente en 2035 la edad media de los hombres al casarse será de 40 años... pero ojo, en algún lado habrá de parar, claro...

Edad media de las mujeres al casarse por primera vez

2017: 33,18 años 
2010: 31,01 años
2003: 28,86 años
1996: 27,41 años
1989: 25,33 años
1982: 24,48 años
1976: 24,08 años

Mirando a las mujeres, vemos que más o menos suelen tener entre 2-2,5 años menos que el marido, cuando se casan por primera vez. Lo curioso es que hoy ya se casan con 33, por lo que en media, tienen el primer hijo casi rozando los 35, eso hoy en día, porque si sigue la tendencia, en 2030 se casarán con 37 de media, así que lo normal será tener el primer hijo con 39...



Un poco en conclusión, y poniendo en perspectiva por ejemplo esa boda de mi primo asturiano Paco en 2003, cuando tenía 37,5 años: Si entonces la media era casi 31 años, él se casó con 6,5 años más que la media, lo que hoy equivaldría a casarse con 42 años... vamos, una barbaridad.

Y luego está lo de la boda joven, como la de mi primo Rafa, casado en 2017, con Julia, que tenía sólo 25,75 años por entonces. Teniendo en cuenta que la media era 33,18 años, ella se casó 7,43 años antes que la media. Es decir, que su equivalente por ejemplo en 1996 habría sido casarse aún sin cumplir los 20 años, ¡una barbaridad!

26 marzo, 2019

Camarón que se duerme

El mundo cambiando en cuestión de años, ni siquiera décadas, centurias o incluso milenios como antes. El ser humano perplejo y superado por la velocidad de los cambios en este siglo. Profesiones que fueron casi eternas y que ahora ni existen, otras que nacieron pensando durar para siempre y que fueron meras motas de polvo en el desierto, todo vertiginoso, todo veloz, todo despersonalizado e impasible a las tradiciones, de un mundo actual que camina claramente hacia volverse completamente irreconocible para sí mismo, perdiendo todas y cada una de sus raíces, todo lo que le hacía ser como era, caminando hacia ese completo y total olvido del que ya no sabe de dónde viene, ni hacia dónde va...

Sí, para muchos ha sido un "camarón que se duerme", y se los llevó la corriente, mientras que a otros los arrasó directamente el progreso.



Son sistemas que nacieron igual que se fueron, como los precursores de la fotografía en el siglo XIX, como la propia fotografía analógica en el XX, ahora devorados por lo digital, por lo volátil, por una nueva tecnología que nos permite hacer miles de millones de tomas, de imágenes que van a la nube, pero que un buen día se evaporarán para jamás volver a existir. Y sí, entonces nos daremos cuenta de que de nosotros no quedará ni rastro, porque ya no hay fotografías impresas de los postmillenials, y quizá dentro de 100 años, un anciano podrá tener 0 fotografías de sus bisabuelos, cuando esos mismos bisabuelos aún conserven 3 ó 4 de los suyos, nacidos en 1860, que se hicieron 4-5 fotos en su vida, pero que aún perviven gracias al formato físico. Es curioso, pero sí, el sistema de la fotografía, tal y como la conocimos en el XX acabó, y con él todos los que se dedicaban al revelado, que ahora se reduce a una impresora para imprimir ese digital, que acabó con todo ese negocio.



Igual pasó con los videoclubs, esos que nacieron en los 70, que explotaron en los 80 y primeros 90, y que comenzaron a languidecer a primeros de siglo XXI, esos que ahora quedan contados en España, a uno por ciudad como mucho, esos que sólo subsisten porque sus dueños ya son demasiado mayores para reciclarse. Igual con las tiendas de discos, esas que también tuvieron su boom en los 70-80-90, incluso en los primeros 2000, y que cayeron a piñón, a la misma vez que las descargas ilegales, el pirateo y el incipiente streaming apareció. Hoy en día, ni películas ni música suelen tener formato físico, y quizá también dentro de 100 años no conservemos nada de ahora, cuando sí tengamos aún películas en VHS de los 80, qué ironía, aunque sin capacidad para reproducirlas. Eso sí, si no cortan internet, podremos seguir descargándolas.

Y así, con muchos otros servicios, como el taxi, que ahora batalla con Uber y Cabify, intentando entender el cambio, camarones aún dormidos ante la corriente que se los intenta llevar. No son sólo los modelos, es que los gobiernos no son capaces de proteger estas industrias, porque los que mandan y habían apostado o invertido en ellas, ya salieron corriendo a tiempo, como siempre... ellos sí son los verdaderos tiburones.



También nos dejaron hace tiempo los artesanos, los oficios antiguos, esa alfarería, esos curtidores, ese lechero y huevero, esos albardoneros, incluso los zapateros y afiladores, todos destrozados por el usar y tirar actual, por lo volátil, por lo impersonal, que poco a poco fueron llenando nuestras ciudades de copias y copias de franquicias mientras morían las tiendas de toda la vida, mientras morían nuestros cascos antiguos, mientras morían inclusos las periferias, mientras los centros comerciales se llenaban de luces y colores, y seres alienados con tarjetas de crédito y de fidelización, meros consumidores, meros 'targets', meros 'customers' que no valen más que los datos personales que puedan proporcionar, meros buscadores de descuentos que se creen listos por estar comprando barato allí, mientras un buen día la tienda de la esquina acabará cerrando y ellos se acabarán entristeciendo, ellos, culpables también de aceptar unas reglas de juego que jamás fueron justas.

Y no es sólo esto, no son sólo "profesiones del siglo XX", de abuelos, es que muchas de las que ahora aún parecen importantes están heridas de muerte: empleados de banca, que ya están reconvirtiéndose en simples agentes inmobiliarios o consultores de inversión, que ven como los cajeros automáticos les sustituyen. Agentes de viajes reemplazados también por las aplicaciones que ofrecen búsquedas a tutiplén de los mejores precios en la red. Recepcionistas de hotel sustituidos por robots, cirujanos sustituidos por robots, incluso programadores informáticos de robots sustituidos por robots, rizo rizado de esta casi incomprensible deriva que nos llevará a la total incomprensión de nosotros mismos. Sociedad curiosa la de 2050, cuando todo haya "reventado", cuando los millenials (los verdaderos, los nacidos entre 1980 y 1995) no entendamos nada, y seamos unos seres incomprendidos que aún recordamos lo que éramos, las raíces, cuanto todo esté perdido.



Sí, camarones que se fueron durmiendo y no supieron adaptarse, es fácil decirlo cuando tu profesión sigue aún vigente, privilegiado suertudo, pero te podría haber pasado a ti, que piensas que siempre hará falta alguien que haga jamones, hasta que un día un chino fabrica jamones sintéticos con más o mejores grasas monoinsaturadas que el tuyo, con mejores cualidades organolépticas. Aceitunero jiennense que se cree el rey del mundo hasta que un árabe acaba creando un aceite sintético superior 1000 veces en cualidades al de oliva. Dueño de McDonalds que acaba claudicando ante las hamburguesas de tejido artificial, baratísimas. Maestro de primaria que acaba en la calle porque los robots lo hacen mucho mejor. Camarera de pisos y repartidor de Glovo que acaban siendo sustituidos por un Roomba/Conga y un dron. Mozos de almacén sustituidos por apiladores automáticos, y mientras, ¿qué? ¿Nos vamos a quedar todos en nuestra casa por la incapacidad para hacer algo útil para la sociedad?  ¿Cómo vamos a generar riqueza, cómo vamos a prosperar si no valemos para nada? ¿Sólo los ricos o los que tengan la propiedad de las grandes empresas y de los robots van a poder ganar pasta?

Pues la respuesta es clara: sí. Todo tiende a eso, como hace ciento y pico años. Todo fue un sueño que duró un siglo, pero los patrones volverán a ser los mismos, los propietarios de los medios de producción, de las fábricas en su momento, y de los robots ahora; y nosotros, los proletarios tendremos las migajas, ahora sin siquiera tener que trabajar, con una renta mínima (de la que hablaré pronto) y sentados dando de comer a las palomas. Y mientras, los ricos, los dueños de todo tendrán por seguro que ninguno de nosotros podrá escalar para robarles el puesto, como en cierto momento en el siglo XX eso se hizo posible, porque no hubo ningún momento en la historia como el siglo XX en el que alguien de clase baja tuviera más posibilidades de ascender a la clase alta, tiempo al tiempo.



Y lo llaman "camarón que se duerme", cuando deberían llamarlo: capitalismo agresivo cual ballena que a todos nos comerá.

Y mientras tanto, van cerrando todas esas viejas tiendas de toda la vida, y mientras tanto la mayoría nos vamos alienando comprando en Carrefour en vez de en la tienda de la esquina, en el Leroy en vez de en la ferretería de siempre, en el Garnier en vez de la pastelería de toda la vida, en la Fnac en vez de la papelería de dos calles más arriba, en Interflora online en vez de en la floristería o en Ikea en vez de en la tienda de muebles de la avenida. Sí, cuando en las ciudades no haya más que colmenas franquiciadas y tiendas de chinos, nosotros estaremos contentos yendo a macrourbes comerciales con todo lujo de detalles, perdiendo finalmente todo lo que éramos, lo que nos hacía diferentes, convirtiéndonos en iguales a todos los demás pueblos, ciudades y países, todos estandarizados, y olvidándonos de lo que realmente importa y tiene valor en la vida; y todo porque los camarones no eran sólo los comerciantes de barrio, de pueblo o los artesanos de toda la vida, no, porque los camarones somos nosotros mismos, y ya hace rato que dormimos...

22 marzo, 2019

La abstención, No en mi Nombre

Como la mayoría sabréis, se acerca una sucesión de elecciones en España, comprendiendo gran cantidad de comicios autonómicos, las municipales, las europeas, las del Senado y las generales. Sí, nada menos que 5 votaciones en las que la mayoría nos jugamos nuestro futuro y el de todo el país (incluso de la Unión Europea).

Una de las variables de las que más se habla últimamente es la abstención, que junto con votar a un partido concreto, votar en blanco o hacer el voto nulo, son las cuatro opciones que tenemos en unas elecciones.  La diferencia entre la abstención y el voto nulo (lo que sería meter en el sobre algo distinto a una sola papeleta) es que los votos nulos sí cuentan dentro de la participación, como votos emitidos, aunque ninguna de las dos se tienen en cuenta a la hora de contar los votos a los candidatos. El voto en blanco (entregar el sobre vacío) sí se tiene en cuenta como voto válido, por lo que a la hora de hacer el reparto de escaños a los participantes, sí cuenta para la proporción de la Ley D'Hont (de hecho, un voto en blanco beneficia a los que más votos tienen, porque aumenta los porcentajes necesarios para llegar a tener representación).


Pero bueno, hoy nos centramos en la abstención, que sería simplemente el no ir a votar. Lógicamente hablamos de un no ir a votar consciente y pensado, con todas las de la ley y haciendo un ejercicio de responsabilidad ciudadana.

Aquí es muy habitual la crítica a la abstención con frases como "con lo que ha costado conseguir el sufragio universal" o "con lo que ha costado conseguir el voto de las mujeres" (en el caso de abstención de una mujer) o "si no votas luego no te puedes quejar" (como si al no votar quedases mudo automáticamente).

Eso sí, cuando en el Congreso de los Diputados sale adelante una ley con X abstenciones, o un candidato consigue ser Presidente con X abstenciones, o incluso cuando en el Tribunal Supremo se vota algo con X abstenciones, nadie se rasga las vestiduras y empieza a criticar a diestro y siniestro las abstenciones, como lacra a erradicar.

Ojo, no seré yo el que se oponga a una obligación a votar a uno o a otro, que en muchos casos podría hacerse así (eso se llama Sufragio Obligatorio, y se hace en algunos países), pero siempre hay ocasiones en las que uno no tiene claro a quién votar, y no quiere equivocarse, prefiriendo abstenerse, confiando ciegamente en la capacidad de los demás para decidir. En otros casos se trata de que no hay ni una sola opción aceptable, por lo que la abstención sería lo lógico (aquí tampoco sería descabellado el famoso "voto de castigo", votando nulo, metiendo una rodaja de chorizo o lo que sea para expresar tu descontento, yendo a votar, en conciencia y responsablemente, pero criticando la falta de opciones sensatas y realistas, quizá aquí estribaría la diferencia entre el voto nulo y la abstención, ya que en un caso sí vas a votar, pero en ambos estarías ejerciendo un derecho, ¡a dónde vamos a parar!)

En cualquier caso, la abstención o el voto nulo también son una manera de decir "¡No en mi Nombre!", ninguno de vosotros me representa, cada cual es peor, y el que gobierne no va a poder decir que yo le he votado, o que he votado a otros que le han apoyado, o que incluso he votado en blanco para darle al final los votos a él (insisto, si no te gusta ningún partido pero crees que hay que votar sí o sí, te aconsejaría votar nulo, no en blanco).


Imagen: Blogs Público

Ya para terminar, hay que hacer notar que la abstención puede ser incluso más legible que un voto nulo, ya que los votos nulos al final ni se miran en las estadísticas, pero la abstención siempre es tan o más importante que los votos de los partidos participantes. Siempre se oye: "ha ganado tal o cuál, el segundo es tal o cuál, y la participación ha sido del x%", pues bien, el resto hasta 100% son las abstenciones, que quedan completamente visibilizadas por tanto (salvo caso de enfermedad o problema burocrático, que en total no llegan al 5%). Así, salvo que vayas a meter una rodaja de chorizo o hacer algún tipo de "voto teatral/viral", si estás descontento con el sistema y con todos los partidos, te aconsejo directamente no ir a votar, ya que tu voto nulo sí entraría en la participación, y por tanto se entiende que has ido a votar y estás contento con el sistema (ya digo que los nulos luego ni los comentan); sin embargo, al abstenerte, saldrás automáticamente en las estadísticas, en ese porcentaje de abstención que a veces tan o más explicativo es que los propios votos, y si no que se lo digan a las pasadas y tan cacareadas elecciones andaluzas, donde la mitad de los partidos tras sus malos resultados se escudaron en la abstención. ¡Vaya, si al final parece que los más importantes fueron los que se abstuvieron!

En fin, cada uno que vote en conciencia, o que no vote, pero siempre en conciencia y con responsabilidad. Si lo tenéis claro, hacedlo, nadie tiene autoridad moral para deciros cómo habéis de ejercer un derecho, pues derecho es y no obligación, y se ejerce también por omisión. Otros votan directamente tirando el voto a un partido superminoritario, o lo tiran en blanco (mismo resultado en ambos casos, pues no implica representación alguna y beneficia al más votado), ¿no podríais acusarlos también de poca conciencia y compromiso democrático y de ser malos ciudadanos al votar por algo que saben que no tiene opción ni de salir representado?

Pues eso, desde hoy, todos nosotros somos abstenciones en potencia, y sólo un pequeño o gran porcentaje dejará de serlo el día de las elecciones; esto no es una apología de la abstención, pero sí es una lanza rota en favor de una postura más ante unas elecciones, porque el no votar no implica que no tengas igual o más espíritu y convicciones políticas que los que sí lo han hecho (algunos como papagayos, a la vista de la cantidad de votos que tienen los partidos mayoritarios), y no implica que no puedas quejarte, que no seas buen ciudadano o que no seas consciente de lo que costó en su momento conseguir que gente como tú pudieran votar. Ale, en las urnas nos vemos, o no...

17 marzo, 2019

Mis mejores entradas (y 41)

Tras llegar al post 1000, comenzamos con esta colección más allá del milenio, con las mejores entradas

--Post preferido del 1001 al 1025 (08-Nov-18 a 05-Mar-19)--

Los millenials españoles, quiénes somos exactamente

-Este post iba sobre... los millenials, intentando explicar lo más fielmente posible quiénes somos exactamente los millenials en España, qué generación o qué años de nacimiento comprende, y poniéndolos en perspectiva respecto de las otras generaciones existentes, intentando evitar confusiones.

-La motivación para escribirlo fue... que día tras día se ve a los medios de comunicación usarla mal, para referirse a los adolescentes, como si significara simplemente "adolescente", cuando en realidad es un término con más de 30 años de antigüedad, y que hasta hace muy poco significaba lo mismo: gente que cumple la mayoría de edad al principio del milenio (o nacidos aproximadamente en los 80)

-Me he decidido por él, porque... me sirvió para hacer una curiosa retrospectiva de las generaciones en España, planteándome qué y cómo vivió cada una, sus hitos, sus historias o sus anécdotas, y por supuesto porque convendría hacer una especie de cruzada (ya perdida) para salvar el significado de esta palabra, como ya hice (también sin remedio derrotada) con la palabra "bizarro", ahora con su significado antiguo completamente desaparecido.

11 marzo, 2019

Sobre las catarsis

La primera vez que escuché esta palabra fue en los 90, cuando un pedante maestro compañero de mi madre la escribió en una carta dentro del claustro de profesores. La verdad es que no recuerdo exactamente por qué, pero no estaba usada con total propiedad (vamos, que como a veces solía hacer este hombre, había usado una palabra no habitual para expresar algo que hubiera expresado mejor con una más conocida).

Junto a mi madre la buscamos en el viejo diccionario Durvan. ¿Catarsis?, ¿catástasis?, ¿cómo era? Y tras un par de titubeos, ahí dimos con la clave: “catarsis”: [dícese de una purificación, liberación o transformación suscitadas por una experiencia vital profunda]. Ahora sabíamos qué quería decir la palabra, pero no lo que él había querido decir al usarla.

Hoy, tantos años después, y tras un reencuentro de viejos amigos del colegio este pasado fin de semana, me ha venido a la cabeza esa palabra como resumen de algunos momentos sucedidos en la reunión, y quizá como resumen en general de todo, de un encuentro en el que todo vuelve a los orígenes, se cierran heridas, se tapan huecos surgidos, rencillas que pudo haber y se purifican incluso los pecados pasados, en una especie de catarsis colectiva (y sí, tampoco quizá la esté usando yo bien, ya sea por desuso o falta de uso). Hoy ya no está ninguno de los dos, ni el “Carri” cuál Góngora amante del lenguaje exclusivista, ni mi madre, valiente defensora de causas perdidas y que no se quedaba con nada en el tintero, pero los que fuimos sus alumnos tiempo ha, por supuesto recordamos esa época, y lo seguiremos haciendo en sucesivas reuniones, camino ya de los 40 más que de los 20 en el que estamos ya.



Curioso hecho y digno de estudio el de las viejas reuniones de antiguos compañeros y alumnos, y más cuanto mayor es el tiempo pasado. Ojo, en nuestro caso todos nos acabamos viendo antes o después en el pueblo, pero siempre hay casos contados de décadas sin verse, gente más descastada o simplemente caminos que divergieron demasiado incluso a regañadientes de los implicados. Quizá otro día podamos hablar con más tranquilidad de todo, pero sí quería fijarme en ese fuego purificador del encuentro, en ese momento en que los que fueron acosadores confesaron sus pecados y se mostraron arrepentidos ante tanta crueldad mostrada en su tierna edad. El acoso escolar, el bullying que ahora lo llaman, se cebó brutalmente con los más débiles, siempre por capas, por jerarquías.

Primero había un acoso casi exterminador contra una sola o dos personas, en la que casi participaban todos, convirtiendo su infancia en un infierno (el sujeto podía ir cambiando con el tiempo, por lo que podían sufrirlo incluso varios a lo largo de los años). Luego había otro acoso hacia el débil o el diferente, encarnado siempre por 3 ó 4 también en cada clase (a saber, los bajitos, gorditos, con algún otro defecto físico o que destacaran por algo como las gafas, el color de pelo, los ademanes, etc). Y después otro acoso ocasional y quizá temporal, hacia un grupo que podríamos llamar 3, que según tendencias podía tocar a otros 5 ó 6 por clase, lo que no quita para que estos en algún caso hayan podido incluso jalear el acoso hacia los del grupo 2. Más allá estaban los intermedios, que claramente jaleaban y también acosaban en ocasiones a los del grupo 3 incluso, pero que sí estaban a salvo del acoso del grupo de los líderes de la manada… Y por supuesto, arriba del todo de la jerarquía, estaban los leones (normalmente 4 ó 5), los que sin darse cuenta al ser populares, estaban amargando la vida a los del grupo 1 y 2, y ocasionalmente al 3 cuando se daban las circunstancias adecuadas. En mi caso, al ser pelirrojo, zurdo y con gafas podría ser carne del grupo 2, pero acabé siendo del grupo 3 casi siempre, sufriendo esporádicamente intentos de bullying pero escapando de él la mayoría de las veces, por lo que cuando otros sufrían solía ser el que se libraba por los pelos, muchas veces porque en cierta manera sí que había conseguido el respeto.



Hoy, muchos se arrepienten de lo hecho, sobre todo los intermedios, que callaron y jalearon, y algunos de los 'leones', que despiadadamente y día tras día amargaban la vida a los pobres del Grupo 1 y 2. Sólo el hecho de haber mostrado ese remordimiento ya habla tan bien de ellos, del ser humano en general, porque una cosa es lo que hacemos en nuestra inocencia (o en nuestra maldad, que los niños ya sabemos que son crueles por naturaleza) y otra cosa lo que pensamos de ello cuando maduramos y tenemos casi 30 años más. Ojo, el pensar que somos ahora adultos no quiere decir que dentro de otros 30 años no podamos ver a nuestro yo de ahora como un niñato treintañero, que no tenía ni idea de la vida y de cuyos errores también podamos arrepentirnos (e igual con 90 y tantos años, pensar que con 60 éramos unos niñatos y arrepentirnos, o con 120 si viviéramos tanto, igual y sucesivamente).

Ya digo, no es que tuviéramos ninguno trauma alguno, y menos los que fueron maltratadores, pero en cierta manera se purificó este día el mal creado, aun sin haber acudido muchos de los maltratados (alguno aún por miedo, no ya por sufrir acoso sino por no tener que aguantar otra vez las mismas tonterías), y en cierto modo nuestra colectividad, el grupo, que al final es el que en general calla y otorga, logró cierto nivel de catarsis, aunque pasa como en otras cosas, aunque hay mucho callado, mucho que recordad, que no olvidar, para que no vuelva a suceder, y mucho honor que restituir, quizá en algún tipo de aquelarre colectivo en el que las brujas cambien de sitio con los pueblerinos y al revés, o donde el que espera el fuego en la pira sea el que la prende o el verdugo sea el maltratado, quién sabe, y quizá entonces cuando exista el arrepentimiento total y el perdón de los otros, la catarsis esté completa y nuestro amigo Don Manuel pueda volver a expresar su riqueza léxica como entonces para desde allá donde ande, contárnoslo.

05 marzo, 2019

Ahora lo he pillado, trece años después...

Pongámonos en situación: mayo de 2006, estoy en mi habitación del piso de estudiantes al borde de las 11 de la noche, con mi pentium IV a 2 gigahercios y pico, escuchando música en el Winamp mientras descargo algunas cosillas más con la "mula", y buscando alguna cosa en Google. En ese momento una amiga me abre una ventana del aMsn (sí, viejuno, qué pasa, cada uno es hijo de su tiempo, y en aquella 'vintage' época lo usábamos los millenials para comunicarnos, mientras los postmillenials aprendían aún a andar), y tras decirme que lo siente (no recuerdo por qué exactamente), me da las buenas noches y se va (había un par de líneas más, pero por privacidad no las incluyo, me las dejo para mí).



En su estado (lo que ahora podría ser el estado de Whatsapp) vemos que acaba con un " T_T ".  En aquel momento en que aún apenas existían los emoticonos y mucha gente todavía usaba las letras del teclado para indicar sentimientos como los besos del ":*", la risa del "xD" o la burla del ":p", incluso el guiño del ";-)".   Aparte había leído por entonces otros como el  ^_^  y el O_o, que a diferencia de los otros en los que había que inclinar la cabeza hacia la izquierda para verlos, se veían perfectamente con la cabeza recta.

Mi bisoñez en los messengers me hizo por entonces no darme cuenta y leerlo como "TeTe", ¡a saber lo que significaría!. "Tresky -- > TeTe deja la conversación", pensé por entonces, y así lo dejé.

Hoy, casi 13 años después abrí por casualidad el doc que contenía dicha captura que hice por entonces, y por suerte, tras volver a leer el "TeTe", de pronto algo cambió en mi percepción y ¡lo vi!, e incluso 13 años después he acabado sintiendo esa empatía por el momento, empatía por la chica y lo que sentía ese día en que parecía tan desdichada. El T_T no era sino una carita, donde la raya podía ser la boca, el palo horizontal de las tes eran los ojos, y los palos verticales unas enormes lágrimas...

Sí, también sé que es una barbaridad, al nivel de leer "Malcolm 10" en "Malcolm X" o "Siglo six" en vez de "Siglo diecinueve" al leer "Siglo XIX".

Donde quiera que estés, Tresky, ahora sé lo que sentías ese día, y la cara simbolizada por las tes lo dice todo. Es curioso, tantos años después lo he pillado, poco más y no lo contamos, pero si de alguna manera me ha hecho recordar el momento, la época (bonita sin duda), ese PC, esa informática e incluso alguna de esas canciones, como la que justo esa noche hablaba de "En noches como la de hoy", sí, sólo por el recuerdo de una noche como aquella, habrá merecido la pena.

Y no puedo sino despedirme con un emoticono de la época, ese que ya puse antes y que seguro que aún algunos usan, para todos, y que simplemente indica felicidad, complicidad o esperanza, para cada uno lo que necesitéis en cada momento, hasta otra, quizá cuando por fin alguno lo haya pillado:  ^_^