13 noviembre, 2018

Confesiones para quedarse descansando

Son revelaciones catárticas que a uno le hacen descansar por fin, son secretos sacados a la luz que por fin nos permiten respirar, son declaraciones guardadas y puestas blanco sobre negro para deleite de los amantes de la verdad y la justicia, también son palabras que nos dan alivio y paz; a veces duras, a veces injustas con algunos, a veces sorprendentes y a veces desgarradoras: así son las confesiones.

Todos tenemos algo que confesar. No me refiero a nuestros secretos, esos que hace poco dije que os recomendaba llevaros a la tumba y que sin duda alguna jamás traerían bien alguno, ni descanso, ni alivio ni paz. Me refiero a algo que nos guardamos en su momento para solventar una situación complicada, algo que dejamos de revelar, omitiendo los elementos clave para salvar el culo, y que quizá tiempo después sólo valen para reírnos de aquel momento que ese tiempo parecía tan importante y que ahora es sólo anecdótico.

Todos hemos confesado algo alguna vez, ya sea algo malo, como que fuimos nosotros quienes rayamos el coche de nuestro vecino (que ya fue al desguace hace años) o que siempre quisimos haber elegido la carrera de Biología en vez de Ciencias Ambientales, quién sabe.



En mi caso, y aunque "lo mío" me imposibilita prácticamente mentir (realmente me cuesta endiabladamente hacerlo, y sólo se me nota que miento cuando digo la verdad, por lo que así es muy difícil relacionarse con los demás, que sólo creen que dices la verdad cuando mientes, y creen que mientes cuando dices la verdad; pero eso es otra historia que otro día os contaré), también me he ido guardando cosillas, más por lo de omitir o edulcorar la realidad que por lo de la mentira, ya sea mentirijilla o piadosilla, pero sí, alguna vez he tuve que recurrir a ella, para evitar la vergüenza, quizá la mayor de las mentiras, que te hace dejar de ser tú mismo.

Así, hoy voy por fin a confesar ante todos vosotros, de un modo similar a aquellas del meme "cinco cosas que no sabes sobre mí", pero en este caso entrando en esas cosas más sombrías, ya que aquellas eran más bien extraordinarias anécdotas. Ahí voy, y por supuesto y como siempre, sin saber aún en el momento que escribo esto, de qué porras voy a hablar, que al final es lo más divertido:

-Aquella tarde en Sabinillas ya había cumplido los 13, pero era la única manera de permanecer en el grupo junto a los geniales amigos que ya había hecho.

-Sí, efectivamente Manuel Herrero Maestre nació en 1967.

-No, ese coche no circulaba habitualmente por la provincia de Jaén.

-Ningún individuo o mecenas trajo un nuevo juego para la plazoleta venido desde Francia, pero, ¿y lo bien que lo pasamos jugando?

-Esa primera vez no me empleé al 100%, pero era por el enorme placer de disputar en igualdad de condiciones.

-Realicé una copia de seguridad de todo en mi pendrive, con el nombre de "Tesoro", salvándolo así de la quema.

-No, no me fui corriendo porque me habían llamado, es que me había asustado de verdad el discurso del Monstruo.

-Hubiera acudido a aquella cita en la Plaza Einstein si no me hubieran avisado del engaño.

-Mi sobrino no estaba aquel día conmigo mientras el Nostro y el AZ'67 (¿o quizá Torpedoq y Vanished?) dilucidaban el título de liga y vos mirabas desde la esquina.

-El ajedrez era una excusa para estar a solas casi cada día con ella.

-No estaba imitando a un jugador lesionado, me dolía el talón por un grave problema médico.

-Las pupilas dilatadas son una clara señal de que la persona está en el séptimo cielo, incluso enamorada.

-No, de mayor no quería ser sacerdote.

-El libro no era exactamente así, sino que en mi resumen aproveché para hacer una adaptación  imaginativa a lo que yo quería que fuese la realidad.

-He retocado levemente u omitido nombres y lugares en este post para hacer muy difícil de entender cada una de estas confesiones salvo para mí.


Para terminar, y mientras se me fueron ocurriendo las confesiones, me di cuenta que sí tenía muchas más cosas del tipo "cosas que realmente eran verdad pese a que no me creisteis", quizá otro día las comparta con vosotros, porque sí, hay que ver lo incrédula que es la gente con esas cosas extraordinarias que parecen mentira y no lo son...

08 noviembre, 2018

Esta mañana salió el sol, un día más ...

Sin duda que la angustia, el drama, la melancolía, la esperanza, el anhelo, el deseo, la espera y la inquietud son conceptos que nos hablan de la vida y cada uno o muchos de los momentos que todos pasamos en ella. Son sentimientos o situaciones que a nadie le son ajenas, y que no hay humano que no haya sentido alguna vez.

Muchos de esos momentos en nuestra existencia nos los pasamos haciendo cola, aguardando la llegada de algo, esperando por fin la resolución, y muchas de esas ocasiones hacen pasar el tiempo despacito, muy lento y parsimonioso como el caer de esas gotas cuando el charco desde el que caen se agota. Muchos son ratos de impaciencia absoluta, de la más desconsolada y dolorosa incertitud, y nos hacen estresarnos hasta lo imposible, en vez de simplemente conformarnos en el esperar, que también es un disfrute, en todo el viaje a Ítaca, que debería haber sido una expedición soñada, pero del que no aprovechamos cada paso caminante como deberíamos.



Pero a veces la angustia es demasiado grande, y no podemos más que alegrarnos por una cosa, y eso es justo lo que nos atañe hoy, pues esta mañana salió el sol, tenemos un día más... y van unos pocos, y quedan cientos... Y mientras, nosotros, como siempre, viviendo, y esperando, y mientras esperamos se nos pasa la vida en un suspiro, por algo que no sabemos si llegará... por algo que estamos completa y absolutamente seguros de que ni siquiera es futuro, porque ya es un hecho.

03 noviembre, 2018

El post número 1000

Hace algunas semanas que llevo observando con preocupación la cifra de 900 y pico post en el Panel de Control de Blogger, que quieras o no, anticipa la llegada del cuarto dígito, del post número 1000. Así, poco a poco se fue acercando, y haciendo mis cálculos, andaría por finales de octubre, primeros de noviembre, como así es.

No celebramos algo que pueda llamar efeméride, pero sí es algo digno de reseñar: un blog con 12 años de antigüedad que llega a su post número 1000, todo ininterrumpidamente, sí, podría celebrarlo, por qué no.



Comencé a escribir estas letras ya cuando quedaban sólo 5 por publicar para llegar a ese milenio, y aunque uno puede tener la tentación de ponerse nostálgico y mirar hacia atrás, hacia todo lo pasado, hacia todos los artículos publicados, comentarios recibidos o incluso lo que quedó en el tintero, no, no lo voy a hacer. También me parece curioso que hace poco publicara el de la "chapa número 1000", colección que inicié mucho antes que mi colección de "eliges", de "post" o de "antepasados", por ejemplo.

Otra tentación sería la de escoger quizá una lista de mis 10 mejores post de siempre, que obviamente es diferente a la de los 10 más leídos (que esa en el menú lateral sí la tenéis aproximada), pero incluso para mí es endiabladamente complicado hacer una lista de mis 10 mejores post, aunque sí pueda ayudarme de mi serie de post "Mis mejores entradas", que ya roza los 40 (y de ahí sí es más fácil escoger, claro que sí, pero no, no lo haré). En este artículo comentan qué hacer cuando tienes más de 1000 posts, y me dan 3 buenas ideas, como son "escribir un libro seleccionando entradas", "hacer listas de mis artículos favoritos, por temas" y "extraer citas", quizá lo haga algún día.



También podría recordar a todos los que en algún momento me acompañaron en el mundo de los blogs, ya sea como bitácoras amigas, comentadores más o menos habituales por épocas o simplemente lectores conocidos (por ejemplo nombres como Efepunto, LP-Spain, Tresky, Tutty, Jesús del Pino, Ememe, mi hermano con pseudónimos varios, Utopazzo, Neox, Infopoeta, Alfonso, Boanerge o Icefran, la mayoría escritores también), pero no, tampoco lo haré.

Quizá una cosa que me llame la atención sea pensar en cuánta gente de "la vida real" sabe realmente que tengo una bitácora, y sí, la verdad es que es poca poquísima. No es algo que oculte, pero tampoco me gusta demasiado que la gente vea lo que escribo, porque luego todos se hacen una idea equivocada de ti, ya sea de lo que piensas (que muchas veces mi tono es irónico aunque no siempre se note), de cómo eres (que diría que "buena persona" aunque a veces igualmente el tono pueda parecer otra cosa), etc...  Sí que no he dudado nunca en hacérselo saber a otros dueños de bitácoras, pero más allá de ahí, prácticamente nadie en la Facultad, ni en mi trabajo actual (es curioso, pero una vez en 2011 me dieron trabajo en parte por leer mi blog y ver que "escribía bien") ni en mis círculos de amigos varios ni en mi ciudad o mi pueblo lo conocen. Sí es cierto que a veces se han publicado cosas en Facebook del pueblo (como la de los "7 apellidos porcuneros" o algunas de fotos), pero en cierto modo ha permanecido en el anonimato, y no me disgusta que sea así, porque ya digo que suelo ser bastante proclive a magnificar una crítica, pese a que a la vez se lancen 100 alabanzas.

En fin, casi sin contar nada se va pasando aquí mi post número 1000, que quizá pensaba que sería otra cosa, pero que podría ser sólo el comienzo de una larga serie de repasos a cosas hechas en estos 1000 posts, donde creo haber hablado de todo o casi todo, excepto de las tribus indígenas de Tasmania o el genocidio en Armenia, que lo tengo pendiente, y donde ha faltado algo que tengo en proyecto hace un lustro como es el tener colaboraciones de vez en cuando. Son 1000 entradas del blog, como hace poco también llegué a 2000 tuits en Twitter, es un síntoma más de que el tiempo pasa, si es que no nos habíamos dado cuenta.



Por mi parte, me despido ya por hoy, no sin emplazaros a futuros artículos de celebración, ya sean los 15 ó 20 años, ya sean los 1500 ó los 2000 posts. Una cosa sí es cierta, y es que este y cualquier otro de los que le siguen (incluso ahora que lo escribo, podría decir que de los 5 anteriores inclusive), podrían ser los últimos, en cualquier momento, en cualquier segundo, el último y fin... y hasta entonces, a seguir tecleando, ¡que no se diga!

29 octubre, 2018

Viendo la tele en una plataforma online, la primera vez

Como ya he comentado otras veces, yo suelo ser uno de esos "late-adopters" para la nueva tecnología, a veces ya sea porque me he acomodado a la anterior, porque de primeras pueda ser una burbuja o una ola a la que los "early-adopters" se unen y luego decae rápido, o simplemente por antisocial, que seguramente sea lo real.

Ya hace 4 años que me compré mi primer smartphone por ejemplo, por la misma época fue la primera vez que compré en Ebay (unas chapas) y la primera que usé AirBnB (una casa en Ronda), y más recientes aún fueron esa primera vez comprando en Amazon y la primera vez pidiendo algo para comer por Deliveroo. Me faltarían aún algunas como usar Uber, poner un Blablacar o tener un Smartwacht, en fin, todo llegará.

El caso es que estas dos últimas semanas, ememe y yo estamos probando por primera vez Netflix, que como casi todo el mundo sabe ya, es una plataforma para ver televisión online, pero a demanda, de modo que los programas ya están publicados y tú vas simplemente eligiendo cuáles ver, ya sean series, documentales, películas, etc...




Habría otras plataformas interesantes, como HBO o Rakuten, pero de momento elegimos la que a día de hoy es la reina, y que además tiene útiles contratos como el de 4 personas por 14 euros, interesante para compartir.

El primer día estuvimos sobre todo revisando el extenso catálogo, a veces perdiéndonos en el inframundo buscando películas valoradas con muy poca nota. Al final acabamos viendo el primer capítulo de "Des(encanto)", la nueva serie de Matt Groening (el de Futurama y Los Simpsons), acabando un poco decepcionados por cómo se desarrollaba, y seguramente sin pensar en seguirla. También comenzamos a ver la película de "El Bar", que apuntaba bien y nos guardamos para otro día la de "Handia".

Al día siguiente llegaron las primeras recomendaciones de compañeros: "si te gustan las históricas ve The Crown", "echa un vistazo a los Peaky Blinders y a Sherlock", y por fin terminamos "El Bar", que al final es un fracaso, y antes de dormir vemos por primera vez "Rick y Morty", que con capítulos muy cortos se deja ver y promete más que "Des(encanto)".

En siguientes jornadas vimos la ganadora de 10 Goyas "Handia", comenzamos una sit-com con buena pinta llamada "The Good Place" y nos planteamos echar un vistazo a "Elite", que parece ser la serie del momento según todos.

El primer fin de semana, lleno de lluvias, prometía tener un uso intensivo de la plataforma, comenzando por un vistazo a "Big Mouth" (dibujos animados para adultos plagados de léxico sexual en plan comedia, que rápidamente recomendamos a unos amigos que viven en Alemania) y por suerte no continuando con nada, porque casi no paramos en casa, y entre dedicar un fin de semana a ver Netflix y disfrutarlo fuera, la mejor está clara. Eso sí, hicimos un poco de 'proselitismo' para conseguir futuros adeptos a la plataforma.

Esos días, pensando pensando, pensaba en el síndrome de abstinencia que nos esperaría cuando acabase el mes de prueba, y me empezaba a plantear las ventajas que podría tener, en plan lista de pros y contras. Una de las posibles ventajas es la de ver todo en distintos y idiomas y subtítulos, que probablemente sea una forma de sacarle gran partido, y más allá, el ahorro de tiempo de estar usando otros métodos, aparte de la pérdida de calidad. De todas formas esto será algo que no decidiremos aún.



En fin, durante la semana pasada comenzamos también "Brooklyn Nine-nine" (pasable) y algún bodrio como "Unbreakable Kimmy Schmidt" (duramos como cinco minutos), y vimos alguna peli como "No soy un hombre fácil" (mala, aunque curiosa y recomendable por cambiar los roles de género completamente). Durante esos días avanzamos un poco más alguna de las series que sí nos habían gustado, y dejamos pendientes las películas para más adelante.

El fin de semana volvió a ser movido, por lo que volvimos a dejarlo prácticamente en barbecho. Y ya os iré contando, porque de momento nos queda aún la mitad de la demo gratuita que dura un mes, así que le sacaremos el jugo, y ya, según el dinero que tengamos o la gente que quiera compartir este Netflix con nosotros, nos acabaremos apuntando o no. Otra pequeña "primera vez" que añadir a la lista.

24 octubre, 2018

Yo, hace 20 años

Es curioso, pero dentro del enorme vértigo del paso del tiempo, hoy se me ocurrió echar un vistazo a aquel diario que ya había repasado en este blog (y tristemente ahora me doy cuenta que los post se llamaban Yo, hace 10 años y Yo, hace 10 años [2], lo que, por un lado me hace ver que ya han pasado nada más y nada menos que 10 años desde que escribiera esos post, y la brutal cifra de 20 años desde aquel momento, ¡de hecho ahora estoy a la misma distancia de tiempo a esos posts que mi yo de 1998, e insisto en que eso es brutal!

Me quedo con una frase de ese primer post, y la retoco a mi gusto justo debajo: «El tiempo pasa inexorablemente, y ahora ya me es posible recordar acontecimientos de hace 10, 15 ó incluso 20 años; y si es por medio de un diario, más sencillo ».

Y aquí el retoque de fechas: «El tiempo pasa inexorablemente, y ahora ya me es posible recordar acontecimientos de hace 10, 20 ó incluso 30 años; y si es por medio de un diario, más sencillo ». En fin, ahí va:

31-10-1998: "Mis padres se han ido a Sevilla, vuelven mañana. Por la mañana cargo muebles porque han alquilado el piso del abuelito, y luego me voy con Delpino. Al final encontramos al Facundo, Tomás, Eco, Serrano y,,, y y y. Damos vuelta. A las 2h como en casa de Eva y a las 2h.30 a tocar en una boda. A las 4.30 quedamos a jugar al tenis. Finalmente un poquito de basket con Jose y al campo de fútbol, donde los juveniles ganaban.

Al volver decido ir al chalet a ver película: Tomás elige "Tú asesina que nosotras limpiamos la sangre" (Tomás, Delpi, Facundo, Serrano, Eco y yo). Al volver, a ensayo tuna, y luego a las 10,30 a comer (cena) casa Jesús. Llevamos 6 de 7 en la quiniela.

No iba a salir, pero a las 12h les oigo que van al Imperial y salgo. Nos fuimos a hacer dedo al Parral, en las Puertas de Córdoba. A las 5:00 a.m. hora española, Schumacher o Hakinnen será World Champion."


Sobre todo me vuelve a parecer curiosa la cantidad de cosas diferentes que hacíamos. En un sólo día cargué muebles, di una vuelta con amigos, toqué con la tuna en una boda, jugué al tenis, jugué al baloncesto, vi un partido de fútbol, vi una película con amigos, fui a un ensayo con la tuna y volví a salir por la noche. Cosas que una o dos de ellas ya de por sí llenarían cualquier sábado de nuestra vida actual, por entonces formaban parte de un maremágnum exagerado de actividades de fin de semana.

Ni que decir tiene que el viernes o el domingo estuvieron también llenos de cosas, aunque entre semana obviamente el instituto rellenaba mucho más, pero esa es otra historia y ya os la contaré, cuando haga 30 años.

Por cierto, a un partido del final de esa quiniela llevábamos 12 aciertos, pero fallamos ese partido, y en vez de 200.000 pesetas acabamos ganando 10.000 ptas., de las antiguas, claro, que tampoco estuvieron mal, y es la única vez que he ganado algo más que un reintegro en quinielas o primitivas en la vida.

19 octubre, 2018

15 temas bomba para discutir (10- Igualdad de Género)

Este es otro de esos temas que sigue candente desde que tengo uso de razón, con diferentes estados febriles y burbujas según épocas, pero siempre de actualidad, y precisamente hoy en día en nuestro país, que existe todo un entramado de instituciones (o incluso podría decir que toda una "industria") dedicadas a ello, es un tema total y rabiosamente actual.

Como muchos habréis intuido por el título, se trata de la Igualdad de Género, que salvando todas las distancias léxicosemánticas, cogimientoconpapeldefumar, enfermedad del darseporaludiditis, enfermedad del ofendidito/ita y demás, se refiere a cuánto de iguales son los dos sexos (o géneros para algunos) tradicionales: hombre y mujer; y a cuánto de iguales han de verlos el Estado, la Justicia u otras instituciones, tomando como siempre en cuenta incluso a la Ciencia y de camino a la Religión, que también pulula siempre por la mayoría de estos temas escabrosos.

El tema de la Igualdad ha existido desde siempre, aunque desde siempre ha sido más bien "desigualdad", que habitualmente ha acabado dejando en situación de inferioridad a las mujeres, que hasta bien entrado el pasado siglo permanecían en un estado intermedio de derechos entre el hombre y los animales domésticos (crudamente, así ha sido).



Dado que la diferencia real tanto física como mental entre hombres y mujeres no es tan grande como la que pueda haber entre los hombres más y menos dotados, se entiende que en principio hombres y mujeres podrían ser en general tratados como iguales en todos los casos, y de ahí nacen multitud de doctrinas y pensamientos varios que promulgan esa igualdad ante todo (y a la vez por supuesto los que no creen en ella, y de ahí los debates surgidos).



Echemos un vistazo a los puntos principales a valorar:

1-Cuál es exactamente la discusión: Por un lado se trata de plantearnos si hombres y mujeres podemos o debemos ser tratados exactamente igual por determinadas instituciones, como ya hemos hablado: Estado, Justicia, leyes, etc...  Se trataría por tanto de "Igualdad de oportunidades".

Y por otro se trataría de ver si realmente somos tan iguales o es cierto que somos diferentes, y por tanto en cierta manera no sería lógico tratarnos siempre igual. Aquí hablaríamos de si ha de haber "Igualdad de Resultados" o no.


2-Posturas posibles: Por un lado tenemos a los adalides de la igualdad (llamémosle feministas o similares), que creen en la igualdad absoluta entre ambos géneros o sexos, creyendo que por ello hay que tratarlos igual (igualdad de oportunidades)

Por otro están los que ven diferencias entre ambos, ya sean mentales o físicas, por lo que creen que hay que tratarlos de forma diferente, ya sea situándolos en tareas para las que son mejores o discriminando positivamente al más "débil" a priori en determinado campo (por tanto, no habría igualdad de resultados).


3-Matices posibles:  Aquí, como curiosidad, encontraremos gente que piensa que somos completamente iguales (ojo, incluso biológicamente, cosa que está demostrada que no somos), pero que luego ve bien que se discrimine positivamente a las mujeres en pruebas físicas para conseguir la misma cifra de mujeres en cuerpos de seguridad o bomberos, por tanto incongruencia elevada al cubo.

Por otro lado habrá gente ya muy anticuada de pensamiento que aún crea que las mujeres están en general por debajo de todos los hombres, ya sea física o mental e inteligentemente, cosa que la Ciencia también ha demostrado que no es cierto.




4-Historia:  Como ya hemos comentado, históricamente la mujer ha tenido unos derechos algo superiores a los de los animales domésticos, y muy inferiores a los de los hombres. Eso sí, entre los propios hombres ha habido una diferencia de derechos tal, que el hombre con más derechos tenía mucha más diferencia frente al hombre con menos derechios, que la que habría entre este último y una mujer.

Poco a poco, y muy despacito las mujeres han ido consiguiendo derechos, hasta culminar con la explosión del siglo XX, donde los han ganado a velocidad del rayo, existiendo aún lugares donde son casi propiedad de sus maridos, o donde si no se casan lo van a pasar muy mal, existiendo aún sitios donde se las trata como aquí en la Edad Media, siendo sólo máquinas de parir y cuidar a la prole.

Aún queda mucho por delante, pero sí, podemos decir que hoy en día en los países más desarrollados existe prácticamente una igualdad de facto, ya sea porque las mismas leyes comtemplan esa igualdad o porque es muy difícil encontrar algún rastro de desigualdad.

En cuanto a lo biológico sí hemos de decir que está demostrado que las mujeres tienen en media una fuerza física un 15-20% (aprox) menor a la de los hombres. Eso no quiere decir que todos los hombres sean más fuertes que todas las mujeres, pero sí que el hombre más fuerte supera a la mujer más fuerte y la media también. Añadido a eso, también se sabe que los hombres son menos resistentes al dolor y las mujeres mucho más flexibles.

En cuanto a la inteligencia, además, está demostrado que la media de ambos sexos es similar, pero la distribución dentro de cada sexo es diferente, por lo que la mayoría de las mujeres tiene una inteligencia similar a la media, mientras que los hombres presentan más individuos en los extremos de esa "campana de Gauss". Esto quiere decir que la mayoría de las personas más inteligentes del mundo son hombres, y también la mayoría de las personas menos inteligentes son hombres, por lo que en lógica, los puestos de mayor y de menor cualificación serán ocupados teóricamente en mayor medida por hombres.

Aparte, en cuanto a los tipos de inteligencia, parece que las mujeres son más hábiles con el lenguaje y con las habilidades sociales (curiosamente son las carreras que suelen elegir), mientras que los hombres tienen más habilidades en cuanto a las tareas mecánicas y la percepción espacial o matemáticas. Obviamente estamos de nuevo hablando de medias, y con esa campana de Gauss.

En cualquier caso, no parece que haya nada que impida tratarnos como a iguales, pero siempre teniendo en cuenta que lo ideal y eficiente es tener a los más aptos en cada lugar, independientemente de su sexo, y siempre teniendo en cuenta no infrarrepresentar a ninguno de los dos en la medida de lo posible (un 30% de cuota mínima puede ser adecuado, mucho más que la absurda paridad que muchos promulgan).



5-Frases míticas: "Las mujeres cobran un 25% menos por hacer el mismo trabajo", "esto es una profesión de hombres", "discriminación positiva", "los dos sexos no son superiores o inferiores el uno al otro, son simplemente: distintos", "la igualdad plena llegará cuando una mujer tonta pueda llegar al mismo sitio que hoy un hombre tonto".


6-Mi experiencia: Ya he debido comentarlo en este blog, y mi experiencia es que habitualmente a lo largo de mi vida (hablamos de España, país muy avanzado respecto a otros en la Igualdad) he visto como frente a mí o a otros compañeros masculinos, se ha beneficiado a mujeres que competían o simplemente participaban junto a nosotros en muchos ámbitos de la vida, por el simple hecho de ser mujeres y necesitarlo.

Personalmente es una de mis grandes luchas y quejas, ya que mientras se siga discriminando positivamente a las mujeres como si ellas necesitaran algo así, seguirá habiendo desigualdad, ya que muchas necesitarán esforzarse menos para llegar a ciertos lugares, pues siempre habrá esas "plazas para mujeres", como si de discapacitadas se tratase...

Obviamente, y aparte de eso, la sociedad actual sigue siendo heredera de todo su pasado, y el machismo sigue presente en muchos ámbitos, no siendo óbice para que no haya Igualdad plena. Una cosa es la Igualdad ante la Justicia o el Estado (que ya digo, está bastante cercana), y otra cosa es el machismo aún residual que nos queda, cosa que no se puede quitar tan de un plumazo y que necesita simplemente el paso del tiempo. En cualquier caso, la propia legislación debería ser ya un garante absoluto de esta igualdad.



7-Resultado habitual: En este caso acaba siendo un poco la famosa "guerra de sexos", donde los hombres acaban siendo tachados de "machistas" apenas abren la boca cuando hablan con "hembristas", y donde es muy difícil no ofender a nadie al dar tu opinión. Lo más recomendable es callarse, a decir verdad.


8-Qué dicen los imparciales: En este caso creo que no hay imparciales, ya que todos somos de un género u otro. No he podido encontrar a nadie que lo sea, no sé si algún "genderqueer" podría contar como imparcial, pero lo dudo, y esto es otro problema más porque nadie es capaz de relativizarlo.

Quizá otro muy cercano sería el padre de 6 niñas que a su vez es hijo varón único con 4 hermanas hembras... ahí quizá podríamos hablar con él a ver, pero de momento no lo he encontrado.


9-Qué dice este blog:  No iré a entradas concretas, pero sí que creé en su momento toda una categoría "Feminismo Malo", porque detestaba toda esta corriente feminista que no trata de buscar la igualdad, sino que trata de pisotear al hombre actual, criminalizándolo por todos los agravios de la historia.

Por suerte, hay mucha gente coherente y racional más allá de esta histeria colectiva y la "ofendiditis" actual, pero quedan muy difuminados, ya que el ruido del lobby feminista (que en realidad no busca la igualdad o no se da cuenta de que no la busca) es enorme, y aquí habría que decir claro que el feminismo actual ya no es lo que siempre fue, sino que ahora es un feminismo hegemónico supremacista, que ya no busca esa igualdad. Cuando todo el ruido acabe y el machismo aún imperante se siga diluyendo, el feminismo igualitario o "clásico" (el de toda la vida) volverá a acabar saliendo, y entonces sí tendremos esa igualdad real (aunque entonces no harán falta los millones gastados en esas agencias de colocación a dedo y privilegios subvencionados que son los ministerios, consejerías, observatorios y demás patrañas de género que para poco sirven).


10- Otros: Esta vez dedicaré este apartado simplemente para hacer una reflexión, y es que cualquier hombre, en el momento en que es padre de una niña, se convierte definitivamente en feminista... si es que al tener madre, hermanas o mujer no lo es ya. Aparte, lo lógico sería a la contra, que una mujer cuando tiene un hijo varón, pase también a entender mucho mejor que actualmente se le verá como potencial violador, machista, un opresor y demás, y no pueda más que pensar también que la igualdad real la hemos de conseguir todos juntos, pero sin incluir a los hombres dentro de esa igualdad, es imposible.


-----------------------------------------------------------------------
Otras entradas de la serie "15 temas bomba para discutir":
0- Introducción
1- Fútbol
2- Matrimonio
3- Cigarrillo
4- Homosexualidad
5- Amistad hombre-mujer
6- Cirugía estética
7- Manipulación genética
8- Pena de muerte
9- Aborto
10- Igualdad de Género
11- En qué gastar el dinero
12- Tecnología
13- Mascotas
14- Religión
15- Política

14 octubre, 2018

Gurú del supermanager

Como algunos sabréis, en la segunda parte de la pasada década (ya bastante pasada) tuve un interesante periodo baloncestístico, del que no sólo derivaron futuras pachangas, sino también la creación de una duradera liga de Supermanager, dentro de la Liga ACB.

Ya hace 10 años que participo en esa liga privada del Supermanager ACB, obteniendo que yo recuerde una victoria final (en la época en que el ganador era el que tuviera más puntos al final) y habiendo ganado otra vez de no ser porque estuve varios días sin acceso a internet durante una semifinales (en la época en que hacíamos una especie de play-offs). Durante todos estos años mis resultados en las clasificaciones ya a nivel nacional o provincial han sido bastante malos, sobre todo en la general, destacando simplemente que he estado entre los 700 primeros en Broker (pero vamos, poca importancia, y siempre con un equipo hecho tras la primera jornada, que eso es un poco "hacer trampa").

También solía participar en los Supermanager de Eurobasket o Mundiales, y habitualmente en el de la Euroliga, aunque lo dejé hace un par de años.

El caso es que en el pasado Eurobasket 2017 sí conseguí un gran logro, siendo segundo en la clasificación general de una jornada (lástima, por los pelos), cosa que pocos podrán decir, y ha sido ahora este año, en el Supermanager ACB cuando las cosas han empezado a ir muy pero que muy bien en lo que respecta sobre todo al Broker (que es la clasificación monetaria), de modo que haciendo todos los equipos desde el principio, en la jornada 2ª había metido un equipo el número 55º de la general de Broker, y en las dos siguientes ascendí al 13º y en esta al 8º de la general de Broker (a lo que hay que unir que tengo otro equipo el 75º de la general).



Con estos logros casi podría decir que por fin me he convertido en un gurú del Supermanager, por fin, tras tantos años de lucha olvidándome de hacer los cambios, sólo haciéndolos los lunes y no subsanando lesiones que llegaban durante la semana y cosas así. Ahora puedo decir que soy de los 10 mejores hasta ahora, en un juego lleno de gente que se dedica a él en cuerpo y alma, con sus estadísticas y análisis concienzudos, con su mirada a cuál es el próximo rival y los números de cada jugador en función de ese rival o de cómo esté el viento la próxima jornada... No, yo soy otro tipo de jugador, el que simplemente deja casi todo a la diosa fortuna, que siempre suele ser esquiva en estos casos.

Total, que ahora me encuentro sin comerlo ni beberlo, luchando entre los mejores, y si no se tuerce la cosa y me lo curro, difícilmente acabaré fuera del Top 100 final, que ya sería un éxito sin precedentes entre mi grupo de la Liga Privada... ya os contaré, aunque tengo el gran hándicap de estar intentándolo con un equipo de "Sólo nacidos en España + 2 extranjeros", por lo que o cambio mi filosofía "atléticobilbaína" o el final estará cerca.

Y ya sabéis, como nuevo gurú, si en algún momento alguno lo necesitáis, ya os daré unos cuantos consejos. Lo que sí os dejo como pista es que esta jornada tengo en mi equipo a gente como Díaz, Bellas, Fernández, Llorca, Brizuela, McFadden, Oriola o Tavares, esperemos que los chicos cumplan y sigamos el ascenso en la clasificación. Cuando todo haya acabado y estemos en el fondo de la tabla, quizá recordemos con nostalgia y con una sonrisa este momento, en el que tocamos la gloria con las manos...

Actualización 05-11-2018: Simplemente y antes de que llegue la caída del gurú, dejo por aquí otra imagen de varias jornadas después, donde aún estamos arriba, de hecho mucho más...

08 octubre, 2018

Elige, también para los batidos

Esta vez el caso que nos ocupa me llega de una heladería alicantina (en Villena, concretamente), parece que de una de sus modalidades de frescos helados batidos. Como curiosidad, parece ser que ya anteriormente una persona se había dado cuenta del error, pero supongo que el coste para modificarlo es grande (cosa que entiendo que en muchos casos será así, pero esto es una simple colección, sin ánimo de mucho más, salvo en el caso de algunas administraciones o grandes empresas que se las dan de algo y a las que sí quisiera sonrojar un poco).

Aquí tenéis el ejemplo:



Y como siempre digo, y también en este caso para buenas heladerías alicantinas: elige es con ge

04 octubre, 2018

Nuestro tenis, cada vez menos Top 20

Esta semana reparé en que sólo había un español entre los 20 primeros de la ATP. De hecho, el 5º mejor español es el 52º, y el 6º es el 71º (Feliciano, ya semirretirado y con 37 años).  Además, hay que decir que sólo Pablo Carreño no supera los 30 años (y tampoco es un chaval, con 27 ya).

Lejos quedan los tiempos en que entre los 40 primeros podías encontrar incluso 8 (que grandes a la vez hemos tenido muchos, los Nadal, Ferrer, Robredo, Feliciano, Verdasco, Moyá, Ferrero, etc.).



Así, se me ocurrió pensar en cuántos años podría hacer de una situación tan mala en nuestro tenis, sin relevo generacional real por debajo de Rafa Nadal, y sólo un par de tenistas veinteañeros en condiciones.

Echemos un ojo a nuestros campeones en el Top 20 en los últimos años (y aún en activo):

-Nadal entra en el Top 20 el 4-4-2005, y ya no vuelve a abandonarlo...
-Ferrer entra en el Top 20 el 9-5-2005, y desde agosto de 2005 hasta noviembre de 2016 no lo abandona (por tanto, mientras estuvo Ferrer en el Top 20, siempre tuvimos al menos 2).
-Pablo Carreño entra el 20-3-2017, y desde junio de 2017 hasta septiembre de 2018 permanece en el Top 20 (eso nos da ya ciertas épocas de hueco donde buscar)
-Roberto Bautista entra el 14-7-2014 (ya con 26 años), y luego desde febrero de 2016 hasta mayo de 2017 permanece en el Top 20 (nuevamente quedan fechas sin solapar)
-Verdasco entra el 23-6-2008 y lo abandona el 16-5-2011, no volviendo desde agosto de 2012 (aunque justo ahora está cerca con su puesto 28º).
-Albert Ramos entró el 24-4-2017 y salió a las 4 semanas, volviendo sólo una semana en febrero de 2018 (eso curiosamente nos vale para cubrir justo las semanas desde que Carreño salió tras su primera entrada hasta que se consolidó Bautista.
-Feliciano López entró el 31-1-2005, y su mejor época fue durante 2015 completo, estando en agosto de 2016 por última vez (ojo, ahora es el 71º, pero en mayo estaba en el Top 35).
-Robredo entró el 28-4-2003, y su mejor época es desde abril 2006 a julio 2008, no consiguiendo volver desde 2015 (las lesiones lo han lastrado)

De aquí podemos ver que hay que revisar las fechas posteriores a noviembre de 2016, donde Ferrer ya no es el segundo español, pero en esa época estaba Bautista ya, que lo deja en mayo de 2017 dos semanas, pero es que Albert Ramos las cubre. Luego sigue Bautista hasta octubre de 2017, y cuando lo deja está ya Carreño... En fin, que desde que entró Ferrer no había sólo 1 español en el Top 20.

Así, lo que tenemos que mirar es hacia atrás, a nuestros antiguos campeones, desde ese 9-5-2005:

-Robredo: Antes de nada, decir que el 9-8-2004 entró en el Top 20 y seguía el día que entró Nadal...
-Ferrero: Lo dejó el 18-10-2004, y entró el 1-5-2000 por primera vez, por lo que entre él, Nadal y Robredo cubrirían desde 2000.
-Carlos Moyá: Estaba en el Top 20 aún en 2005, y entró el 15-7-2002 (así que ya llegaríamos a 2002).
-Albert Costa: Entró el 10-6-2002 y seguía cuando entró Moyá.
-Corretja: Desde 20-3-2000 hasta el 6-5-2002 (así que ya cubriríamos el segundo tenista entre Moyá, Costa y Corretja, salvo un mes dudoso en mayo-junio de 2002, en el que Moyá sí estaba)

Bien, con todos estos, sabemos que desde el 20-3-2000 siempre hubo 2 tenistas españoles en el Top 20.  Vayamos para atrás:

-Moyá estuvo desde el 27-1-1997 hasta 15-11-1999 (sólo fallando 2 semanas en febrero del 98).
-Corretja estuvo entre abril del 14-4-97 y 15-11-1999 (solapándose casi con Moyá)
-Albert Costa estuvo desde el 19-2-1996 hasta el 26-1-1998 (fallando 3 semanas sueltas), y en la época posterior estuvo desde el 8-11-1999 hasta el 24-4-2000 (justo cubriendo la época entre los anteriores y esta de Moyá y Corretja, así que nos tendríamos que ir hasta esa entrada de Álex en 14-4-1997).
-Félix Mantilla entró el 5-8-1996 y sale 14-9-1998
-Bruguera estuvo seguido desde el 8-6-1992 hasta 3-6-1996

Bien, por un lado ya sabemos que desde el 15-11-1999, donde salen Moyá y Corretja, y justo entra Albert Costa, hasta el 20-3-2000 donde vuelve Corretja, sólo hubo 1 español entre los 20 mejores (¡y hace 19 años!).



Si vamos para atrás, extraemos que desde que entró Bruguera hasta esa fecha, siempre hubo uno, cubierto entre Bruguera y Mantilla, salvo 2 meses en 1996 en los que estuvo Albert Costa (durante esos 2 meses hubo algunas fechas en que Berasategui estuvo en el Top 20, pero sí que encontramos por por segunda vez ¡y hace 22 años! una fecha con 1 sólo español en el Top 20.



Ojo, en mi descargo, decir que lo he preparado todo en menos de 1 hora, por lo que errores puede haber, y simplemente la idea es hacer notar una situación que empieza a ser tendencia.

En fin, no es por ser alarmista, porque épocas como estas siempre ha habido, y el tenis es algo cíclico. En los 80 estábamos mucho peor, con nada a que agarrarnos más allá de Emilio Sánchez, y es cierto que en los 90 ya teníamos a Bruguera, Costa y Berasategui, seguidos rápidamente por la gran generación que luego comenzó el siglo, los Moyá, Corretja, Mantilla o A.Costa, seguidos de nuevo rápidamente por los 'new balls' de Ferrero o Robredo, y sin dejar espacio esta vez, por los enormes héroes de las siguientes Davis, Ferrer, Nadal, Verdasco o Feliciano. Ellos han estado lustros ahí, y este año han empezado por fin a bajar algunos de ellos, pero queda mecha. ¿Quién se va a quejar teniendo actualmente al número 1 del mundo?...

30 septiembre, 2018

Típico balance del año acabado (Año 12)

Es curioso que con lo metódico, a veces obsesivo-compulsivo, otras repetitivo, quizá simplemente tradicional o incluso podría decirse que romántico que soy, el pasado enero, tras 11 años haciéndolo, literalmente “se me olvidó” hacer mi acostumbrado “Típico balance del año acabado”, que en este caso habría sido la edición 12.

Como cualquier escribano, incluso los peores, son capaces de echar algún borrón (esto los de la generación Z no lo entenderán, como no entenderían de walkmans, VHS, cintas de cassette o diskettes, ni ellos ni sus bisabuelos, curiosos dispositivos estos que en toda la historia han correspondido sólo a 3 generaciones concretas), no creo que haya problema en haberme saltado esa edición en la que habría recordado el año 2017, pero para dejar todo como está y de algún modo subsanarlo, ¿por qué no hacer un repaso del año 2017, acabado, aunque ya estemos acabando el siguiente? Al fin y al cabo, lo pasado a 31 de diciembre pasado, pasado está, y por tanto no se modifica, lo recordemos 3-4 días después o lo hagamos 300 más tarde, ¿o quizá sí, y al dejarlo reposar más en nuestra mente ella misma modifique cosas, atenúe malos momentos y magnifique los buenos, o simplemente los relativice? Quién sabe…

El caso es que para no dejar esta 12ª edición desierta, hueca, sin vida, vayamos a por ella, aunque sea casi 300 días después, recuerde algo o no, que cada vez se hace más difícil, o incluso como el año anterior hice: sin llegar a hablar concretamente de lo que pasó, sino divagando, que para eso es mi post. Así, por tanto, aquí va, mi típico balance del año acabado:

Recordamos hoy un año impar que pasó, que para mí ya pasaron 17 años impares antes, que nos hacen hacernos viejos sí o sí. Recuerdo aquel partidazo perdido del 85, aquel remate aceitunero del 87, el cumpleaños del 89, aquella charla sobre Kung-Fu en el Corpus del 91, aquella excursión a Granada del 93, aquellos recreos del 95, aquella vuelta al edificio de la infancia del 97, esa visita pirenaica del 99, esos botellones del 01, las canciones modificadas del 03, el letargo del 05, el inefable Gran Hermano en que convertimos el 07, la vorágine creadora del 09, el 11 en que pulsé el botón para quedarme ahí siempre, la mierda absoluta y sin paliativos del 13, la ilusión de los preparativos del 15 e incluso ya el pasado verano inolvidable con mi padre del 17. Todos años impares, más o menos alegres, más o menos tristes, pero pasados que pasados están.

El año pasado prometía ser un año ilusionante, un año de cambios, pero terminó siendo una obra inacabada y esta vez con parte de culpa no sólo para el destino o la suerte, sino para las personas, que a veces somos verdaderos lastres para los demás. Pero bueno, no todos reaccionamos con igual tranquilidad o diligencia ante las adversidades, y como otras veces ha pasado siempre es una buena máxima lo de "aporta o aparta". En fin, que acabamos el año como lo comenzamos, y lo disfrutamos todo lo que pudimos porque sabíamos que sería el último, y sin duda que si no lo hubiéramos hecho, ahora nos habríamos arrepentido, porque ahora sí que ya es imposible.

Se nos fue así ese decimosegundo año que repaso, balance de 365 días concentrados en unas pocas palabras, cuando quizá haya mucho más que contar, y por supuesto que mucho más quedará en el tintero. Este balance sirve para rellenar simplemente un hueco que quedó en nuestro blog, quizá en nuestras vidas, quién sabe, o en nuestros corazones. Es un balance quizá sesgado, ya que conozco parte de lo venido posteriormente, teniendo por ello ventaja, pero la situación extraordinaria del balance hecho cuando ya casi es hora de hacer un nuevo balance, así lo exige.

Esta vez no os puedo desear un Feliz 2018, pero espero que hasta el momento lo hayáis tenido, y que los 3 meses que le quedan sin duda lo sean.  

¡Feliz otoño y comienzo de invierno de 2018!