27 septiembre, 2008

Hasta siempre, Paul

Cada vez hay más estrellas en el cielo. Llegará un momento en el que sean menos los que están que los que se fueron, de todos los que construyeron tantos y tantos sueños en Hollywood.

Cuando eres pequeño, comienzas a escuchar ciertos nombres que te son familiares, y comienzas a diferenciar entre "gente que te gusta", "gente normal", "ídolos" y "mitos"... Para mí, de pequeño, Paul Newman era el número uno, mi mayor mito masculino de Hollywood. Siempre deseaba verle cumplir más y más años, hasta el infinito, y me tranquilizaba pensando "bueno, ha cumplido 75, lo menos 15 años más seguro. que puede estar...".

En 2008, se me fue el mito (como lo hicieron ya tantos como Fernán-Gómez, Katherine Hepburn, Zarra, Kubala, etc). A principios de año vi por última vez una película suya mientras vivía: 'Camino a la Perdición', su última actuación, de hace 6 años, ya muy avejentado. Fue nominado 9 veces para el Óscar. Participó en películas de leyenda, como 'El Golpe', 'Dos hombres y un destino', 'La gata sobre el tejado de zinc' o 'El color del dinero', y es difícil no considerarlo uno de los mejores actores de la historia. Paul tenía la imagen de un gran caballero, y esos ojos azules que volverían locas a muchas mujeres a mitad del siglo pasado. Fue un ejemplo de lo que es ser capaz de vivir toda una vida de amor junto a una mujer, Joanne Woodward, con la que estuvo casado 50 años, cosa bastante extraña en el mundo del cine.

Como siempre, el cáncer... Quizá un día vivamos 120 años todos, si continuamos investigando en vez de fabricar armas.

Hasta siempre, Paul, te reúnes ahí arriba con muchas estrellas, salúdales de mi parte. Teniendo este blog, era una pequeña obligación escribir algo sobre él.

1 comentario:

Jesús dijo...

Yo también lo siento mucho. Tio, sé que la peli en España la pelicula "Road to Perdition" se traduce como "Camino a la perdición" pero en realidad es "Camino a Perdición" (Perdición es un pueblo!!!!) que por cierto es fabulosa y el papel de Tom Hanks tambien increible...