19 octubre, 2008

Yo, hace 10 años...

Mirando un cajón de esos que uno sólo mira de año en año, me encontré el otro día un diario que comencé el 17 de octubre de 1998, es decir, hace 10 años. El tiempo pasa inexorablemente, y ahora ya me es posible recordar acontecimientos de hace 10, 15 ó incluso 20 años; y si es por medio de un diario, más sencillo.

La verdad es que este diario lo mantuve durante 1 año entero, y aunque realmente no contaba demasiado de lo que pensaba en ese momento (si no se lo contaba a los demás, pues tampoco a mí mismo...), sí se puede ver aproximadamente qué hacía, con quién, qué me gustaba hacer y qué anécdotas me surgían. A veces lo leo y me parece curioso. Ahora voy a compartir con vosotros pinceladas de esa primera semana de diario, hace justo 10 años (aprovechando también que es muy 'light', sin nada 'comprometido'):

17-10-1998 (Sábado, primer día, aunque el diario lo empecé 3 días después):
"Mañana aburrida, tarde: Al Tenis, con Santi y Delpi, también llegaron Gusi y Sevillano (Antonio) 6-0, 6-2 [Yo - S/Delpi]. Por la noche, salgo Sala, al Gory, al Sibaris y a casa. Tuna, en una boda. Serrano y Julio (Gordo) hacen el perro y el gato (novatada)"

Del resto de la semana, entre otras cosas, veo que suspendí un control de Matemáticas que aprobaron 3 en mi clase (quizá el 2º examen que suspendía en la vida); que me gustaban las ocurrencias del profesor de Historia, que enseñaba muy distinto a los demás (a base
de chascarrillos y comparaciones curiosas o graciosas); que soñé con una chica de mi clase de la que a partir del sueño me enamoré; la elección de delegado de clase que ganó Serrano a Mariángeles y Aurora; y que esa semana estuvimos yendo algunos a reuniones con misioneros. Éstos, un día nos hicieron llevar a clase un lazo atado al brazo (el lazo está mientras escribo esto a 20 cm. de mi cabeza), y todo el mundo nos preguntaba qué era eso; la idea era hacernos sentir diferentes, observados, extraños. El viernes de esa semana en la Iglesia hubo un rezo comunitario (al que fui, a pesar de no llamarme mucho la atención). Y muchas cosas más, claro, pero había que hacer una selección...

Y ya está compartido. Es sólo una semana de un adolescente de hace 10 años. Probablemente es de las menos "interesantes" o "movidas" que hay en el diario, pero es justo la primera, y la que ocurrió hace 10 años exactamente, por eso se merece estar aquí. Quizá en algún momento vuelva a poner otra de esas semanas, de hace 10 años...

2 comentarios:

Jesus dijo...

Yo me acuerdo de esa semana!!!! Sorprendente!!! Cuando llegaron los misioneros, al final todo desembocó en una aventura loca en Arjona, que mereció la pena... a mi me hizo crecer bastante, gracioso que conserves esa semana precisamente, no he vuelto ajugar al tenis desde entonces...

Javi dijo...

Jajaja, sí sí, exacto, ese día fue el que luego desembocó en la famosa aventura loca de Arjona... [de hecho no lo mencioné esperando que lo comentaras :) ]

Simplemente comencé a escribir el diario esa semana, por casualidad. De hecho, uno lee el diario y piensa la cantidad de cosas que hacíamos cada día, que son una barbaridad comparadas con las actuales (ir a trabajar y a casa, ir a estudiar-gimnasio-a casa, ir a trabajar-comer-trabajar y a casa...).

Este diario lo continué unos 10 meses, así que hay muuuuucho que recordar..., y por supuesto tú eres una de los personajes habituales, jeje.